Trabajadores del Metro de Granada convocan una huelga general para el 21 de septiembre

El Comité de Empresa de Metro de Granada presenta la huelga general ante la Consejería de Empleo./ROSA SOTO
El Comité de Empresa de Metro de Granada presenta la huelga general ante la Consejería de Empleo. / ROSA SOTO

Exigen a la empresa la firma del I Convenio Colectivo para mejorar las condiciones laborales y sociales | También habrá paros parciales la semana previa a la huelga

Rosa Soto
ROSA SOTOGRANADA

El 21 de septiembre habrá huelga general en los servicios del Metro de Granada si el Comité de Empresa y la operadora UTE Avanza Metro Granada no llegan a un acuerdo en la última reunión entre ambas partes prevista para el 4 de septiembre. Los representantes de los trabajadores critican que en los cuatro encuentros anteriores que se vienen sucediendo desde mayo, la empresa se ha negado a aceptar las reivindicaciones que pretenden mejorar las condiciones laborales y sociales de sus empleados y a firmar el I Convenio Colectivo como marco regulador.

Esta huelga coincide con la celebración del primer aniversario de la puesta en marcha del Metro Granada. El presidente del Comité de Empresa, Alejandro Gálvez, ha afirmado que se trata de una medida de presión para que la operadora acceda a negociar las peticiones de los trabajadores tras un año de aplicar unas «normas laborales impuestas unilateralmente por la propia empresa», según recoge en el escrito que ha presentado ante la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía.

Paros parciales

Entre las medidas de presión aprobadas por mayoría en el Comité de Empresa, además de la huelga general prevista para el 21 de septiembre, se recoge una serie de paros parciales los días 10, 12, 14, 17 y 19 de septiembre en horas puntas, de 06.30 a 09.30 horas; de 13.30 a 16.00 horas y de 20.00 a 22.30 horas. A lo largo de estas horas únicamente se cubrirán los servicios mínimos.

La huelga es extensible al personal del ámbito de operaciones del Metro de Granada, en el que se incluyen los conductores, los técnicos de operaciones y otros empleados, que en total suman más de 100 profesionales.

Gálvez espera que la empresa se siente a negociar las condiciones el 4 de septiembre y se llegue a un acuerdo que evite el desarrollo de estos paros parciales y de la huelga general. «Esperamos que este parón total no llegue a producirse», explica el presidente del Comité de Empresa y remarca que estas medidas drásticas «se deben al enquistamiento de las negociaciones del convenio colectivo con la empresa».

Reivindicaciones

El presidente del comité ha anunciado las reivindicaciones de los trabajadores junto a María Jesús Lorenzo y Juan Antonio Jiménez, miembros del comité y de Intersindical Sindical Ferroviario, que sacaron adelante la huelga con sus tres votos a favor y dos en contra, correspondientes a dos miembros de sindicatos independientes.

Desde la representación de los trabajadores enumeran las reclamaciones que hacen a la empresa, entre la que destacan el mal cómputo de sus horas de trabajo. Así, para que un trabajador cumpla con su jornada de ocho horas, debe trabajar nueve o nueve horas y media «para que luego sólo computen como siete horas». Gálvez denuncia que según los contratos firmados deben hacer 1.792 horas y para cumplir están haciendo 2.150, ya que los descansos obligatorios de 15, 25 o 45 minutos no computan como parte de la jornada laboral y, por tanto, es tiempo personal que no pueden conciliar a nivel personal ni familiar.

Otra de las quejas es la falta de personal en plantilla. «Desde el comité creemos que la traza, los turnos y los trenes están hechos para más personal, de ahí que hagamos más horas y los turnos sean más largos», lamenta el presidente del Comité de Empresa de Metro de Granada. A ello suma que UTE Avanza sólo otorgó dos días libres a otros compañeros que se vieron afectados por el fallecimiento de un familiar. De ahí la necesidad de regular y ampliar este periodo en el I Convenio Colectivo «para que no acabes de enterrar al familiar y a las horas ya estés trabajando».

En el listado de reclamaciones también se incluye tratar otros temas como una subida salarial y definir pluses, primas, complementos y compensaciones, así como acordar los permisos y licencias, las vacaciones y los cuadros de servicios y otros aspectos como la promoción interna y la formación. A todo ello se añade la regulación de la protección de la maternidad, el régimen disciplinario y otros beneficios sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos