“He tenido que llevar pañales porque no podía contener los espasmos de la colitis”