«La sociedad no está lista para los Asperger»

Jesús Martín, en el parque Federico García Lorca. / ALFREDO AGUILAR

Tiene 42 años, pero no fue hasta hace cinco cuando le diagnosticaron este síndrome, cuyo Día Internacional es hoy. Este trastorno de comunicación no impide a Jesús Martín dirigir su propia empresa de Social Media

Rosa Soto
ROSA SOTOGranada

Jesús Martín es un granadino de 42 años que pasa desapercibido entre los demás ciudadanos que pasean por el parque Federico García Lorca. Es discreto, educado y cuando habla transmite cercanía. Él mismo se define como el único autónomo Asperger en Granada que ha montado su propia empresa de comunicación y redes sociales, algo que en un primer momento puede parecer paradójico, ya que este síndrome es un trastorno de la comunicación que se clasifica dentro del espectro autista.

«Aunque es una mal llamada discapacidad, quienes padecemos este síndrome somos capaces de llevar una vida normal. A pesar de mi trastorno de comunicación he encontrado mi camino en la vida con el autoempleo. Si alguien con mis limitaciones puede, cualquier parado sin problemas también puede levantarse y apostar por él mismo». Este es el principal mensaje que comparte y con el que quiere dejar claro que cada uno tiene la clave para salir adelante.

Jesús explica de forma sencilla en qué consiste este síndrome, el cual se da cuando hay daños cognitivos que afectan a la manera de comunicarse. «Procesamos la realidad de forma distinta», advierte. Las personas con Asperger tienen dificultades para entender gestos y diferenciar cuándo les hablan en serio, en broma, con ironía o enfado. «Entiendes las emociones, pero no procesamos bien el lenguaje gestual, por eso somos muy tímidos e introvertidos y nos cuestan las relaciones personales», describe tranquilo, con confianza.

«Me sentía incomprendido, fuera de lugar. Mis padres no me entendían y yo no entendía mi alrededor»

A Jesús le detectaron este síndrome hace sólo cinco años, después de acudir al médico tras padecer una temporada de estrés y ansiedad, y fue hace sólo dos años, con el nacimiento de su hijo, cuando lo anunció a su entorno: «Salí del armario psicológico cuando tuve al niño, fue entonces cuando di el paso». En el momento en el que le diagnosticaron este trastorno, todas las piezas de su vida encajaron y muchas situaciones cobraron sentido. «La sociedad no está lista para los Asperger», dice Jesús, quien considera que falta información y recursos para atenderlos.

Infancia y juventud

«Mi infancia fue complicada. Era muy tímido e intentaba ser sociable y hacer lo que hacen los niños, como empujarse y esas cosas, pero me resultaba muy violento», relata con calma. Jesús recuerda que a la hora del recreo que escondía con otros tres «frikis», como él dice, en los lavabos de detrás del colegio, y hacían dioramas de 'Star Wars' y otras películas.

«No he tenido dificultades para encontrar pareja, pero sí para mantenerla por mis 'rarezas'»

Se define por aquel entonces como el típico gordito, tímido y con gafas culo vaso. «Me sentía incomprendido, fuera de lugar, en un mundo que no me comprendía. Mis padres se enfadan porque no me entendían y yo no entendía el alrededor, era como estar en otro planeta», dice sin tapujos. Dejando de lado a los «abusones» de su clase, la relación con los profesores tampoco era buena porque sacaba malas notas y es que le daba ansiedad cuando leía porque su cerebro iba más rápido que sus ojos. El Trastorno de Hiperactividad y el déficit de atención eran conceptos prácticamente desconocidos que empezaban a aflorar.

En la adolescencia su situación mejoró. Dio el estirón, adelgazó, se dejó melena y formó una banda de «rockeros atormentados». Con esos aires alternativos y de «tipo guay» consiguió hacerse un círculo de amigos y echarse novia y poco a poco fue estabilizándose, no sin antes descubrir lo que son los intereses restringidos. «Son como obsesiones por dos o tres temas», relata.

Profesional 100%

De pequeño le dio por conocer todos los detalles de películas como 'Star Wars', de ahí que estudiara producción y trabajara una temporada en Telenieve y luego salta al programa 'Gente' de TVE. Luego descubrió el mundo Social Media y se apasionó por las redes sociales. «En persona siempre estoy muy tenso en las relaciones, pero detrás de una pantalla no tengo problema». Y es cierto, gestiona cuatro páginas de Facebook muy exitosas. 'Tan tan interesante' tiene más de tres millones de seguidores, 'Vacaciones' casi llega al millón y medio, 'Series míticas' supera los 200.000 seguidores, y 'Soy Asperger' es de reciente creación pero está teniendo una gran acogida, sobre todo en padres que buscan preocupados información por sus hijos.

«Yo no he tenido dificultades para encontrar pareja, pero sí para mantenerla porque, por ejemplo, no me gusta salir con amigos. Me gusta la rutina, me da seguridad. Me pone muy nervioso el ruido en un bar. Mi pareja comprende mis 'rarezas'», ríe.