Siempre fieles al deber

Un grupo de guardias civiles condecorados, durante el acto celebrado ayer en la Comandancia de Granada. /Ramón L. Pérez
Un grupo de guardias civiles condecorados, durante el acto celebrado ayer en la Comandancia de Granada. / Ramón L. Pérez

La Guardia Civil en Granada celebra su 174 aniversario fundacional con entrega de reconocimientos

ENCARNA XIMÉNEZ DE CISNEROSGRANADA

Decía el subdelegado del Gobierno de España en Granada, Francisco Fuentes, que este año ha tenido sus alegrías y tristezas. Y recordaba algunas de las actuaciones que han provocado estos sentimientos, incluida la emoción de la despedida y recepción de los componentes que se desplazaron a Cataluña. Parece que hace siglos de eso, pero no, no hace tanto.

Estoy hablando concretamente de la Guardia Civil que ha cumplido 174 años de vida y que, como es habitual, lo celebraba en un acto que sirvió también de homenaje a quienes, desde dentro o desde fuera, colaboran en el día a día en el que su lema es mantener el mismo espíritu de servicio con el que el lojeño Ramón María Narváez, ministro de la Guerra en 1844 definía a la Benemérita.

Un homenaje que recibieron, en forma de medalla al Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco que recibían el jefe provincial de Tráfico, José Vico; el fiscal jefe provincial, Pedro Javier Jiménez Lafuente; y el coronel jefe de la Jefatura de Asuntos Económicos del Madoc, Estanislao Martín.

Y, por supuesto, también miembros de la Benemérita como el teniente Benjamín Salas, el sargento primero Antonio Jesús Ibarra, y los guardias civiles Luis Mesa, Francisco Jesús Nogales, Manuel Cabrera, Antonio José Puerta, Antonio José López y Manuel Garzón.

Y también guardias civiles José Javier Rojas, Juan José López, José Martínez, Jesús Javier Fernández e Ignacio Gómez, junto a Irene Beatriz Manzano, la única representante femenina entre los distinguidos.

Junto a los anteriores, Fernando Castro, Rafael Jiménez, Antonio Alberto Maroto, Dionisio Guzmán, Francisco Arjona y Juan Salvador Pérez, completando el grupo el sargento José Andrés Serrano, el cabo 1º José Antonio Triano, el subteniente Antonio Gordo y el brigada Juan Manuel González.

Cuadro de honor que aplaudían las familias y también las autoridades, entre las que se encontraba el alcalde de Granada, Francisco Cuenca; la Fiscal Superior del TSJA, Ana Tárrago; el presidente del Consejo Consultivo, Juan Cano; la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García; el teniente general jefe del Madoc, José Carrasco; el jefe Superior de Policía de Andalucía Oriental, Jesús Redondo, el senador Sebastián Pérez; el subdelegado de Defensa, Manuel Pérez, y, claro, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, Francisco Manuel García, al que saludé antes de empezar el acto que resultó muy entrañable y emotivo.

A ello contribuyó el estupendo equipo que dirige el coronel jefe que se estrenaba en este acto al mando de una Comandancia que le resulta tan familiar. En sus palabras destacó -no fue el único- la importancia de las familias en el mejor desempeño de un trabajo que no es fácil pero cuya eficacia ha permitido seguir manteniendo una altísima valoración de la sociedad a la Guardia Civil.

Familia, una palabra que también hizo emocionarse a Benjamín Salas que hizo uso de la palabra en nombre de los galardonados.

Entre ellos, a quienes recibieron un diploma en reconocimiento a la trayectoria profesional de personal del Cuerpo que ha pasado a la situación de retiro. Vamos, lo que llamamos jubilación en términos generales.

Este año les ha tocado al capitán Juan Ogallar; al suboficial mayor Juan Muñoz; al brigada Juan Fuentes y al guardia civil Antonio García.

Fotos

Vídeos