Los sabores que dejan impronta

Los premiados posan en el escenario donde se celebra la gala./PEPE MARíN
Los premiados posan en el escenario donde se celebra la gala. / PEPE MARíN

Andalucía Gourmet celebra su segunda edición premiando la excelencia de la cocina granadina

ENCARNA XIMÉNEZ DE CISNEROSGranada

No conocía el Centro de Estudios Superiores La Inmaculada. Me pareció una auténtica maravilla. Y fue un lugar estupendo para celebrar la entrega de los premios de la segunda edición de Andalucía Gourmet, esa apuesta de IDEAL en la que se pone de relieve el buen hacer de nuestros restaurantes.

Allí se celebró la gala presentada por mi compañero Rafael Lamelas que destacó el ámbito gastronómico –por cierto, que también se presentó el Anuario del sector– como un reclamo más –y muy importante– de nuestra tierra. Algo que recalcó el director general, Diego Vargas, que fue el encargado de dar la bienvenida al auditorio. Y es que el grupo Vocento, al que pertenece este periódico, apuesta mucho por este ámbito. El Congreso Granada Gourmet se ha convertido en un referente a nivel nacional; y es una parte importante de otras celebraciones como Madrid Fusión con ramificación internacional. Una apuesta redoblada de una de las partes más demandadas del turismo. Diego Vargas recalcó que es bueno «socializar la gastronomía» y apuntó la posibilidad de que se incluya en la formación de los jóvenes.

Acudieron el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca; el presidente de la Diputación, José Entrena, y las diputadas Ana Muñoz y Gema González; la subdelegada del Gobierno, Inmaculada López; y Pablo García, delegado del Gobierno andaluz; además del senador Luis Salvador y el parlamentario andaluz Raúl Fernández.

También acudieron delegados provinciales de la Junta, caso de Gustavo Rodríguez, Antonio Jesús Castillo y Antonio Granados; el secretario general de UGT, Juan Francisco Martín; concejales del ayuntamiento de la capital como Manuel Olivares, Inmaculada Puche, María Francés y Raquel Fernández, que me contaba que no se presenta en las próximas elecciones. Y otras caras de la política local como César Díaz, Eva Martin y Tayo Betoret, en la primera ocasión que le saludo como candidato en las listas del PP. Su sucesor, Gregorio García–vuelve de nuevo al cargo– no faltó. al igual que representantes del Granada CF, con Antonio Fernández-Monterrubio, director general; Pepe Macanás, consejero, y la responsable de Relaciones Externas, Paula de la Peña.

Los premios han sido otorgados por un jurado, en el que ha participado Jesús Barquín, y con la presidencia de Raimundo García del Moral.

En la categoría de 'Culto al Vino' el galardón recayó en el restaurante Aráis, de Salobreña, con más de doscientas variedades de vino, de las que se encarga Mari Carmen Sánchez, que subió al escenario junto a Fernando Izquierdo, al que calificó como «auténtico promotor de este gran esfuerzo», señalando también a Gerardo Gorzo. Javier Morales, redactor de IDEAL le entregó la distinción.

El momento más emotivo estuvo a cargo de Marco Cantini, del restaurante El Claustro, del hotel Santa Paula, que recogió el premio 'Al mejor equipo de sala' de manos de otra redactora de la casa, Tatiana Merino, y lo compartió con su equipo y con su familia. De hecho, dos de sus hijos subieron al escenario, mientras el tercero se quedaba en los brazos de su madre.

Y momento divertido el que nos regaló Pepe Torres, a quien la coordinadora multimedia de IDEAL, María Victoria Cobo, entregaba el premio otorgado a Bodegas Castañeda, donde este albaicinero empezó con su padre haciendo bocadillos en las Bodegas La Mancha. «Yo soy tabernero, ellos –refiriéndose al resto de premiados– sí son restauradores», afirmó antes de certificar una anécdota que Rafa Lamelas nos había adelantado. Y es que Pepe sale desde hace más de cuarenta años con un abridor en el bolsillo «que siempre le recuerda su vocación de servicio». La que continúan sus hijos

Entre el público, una nutrida representación del mundo de la hostelería, entre ellos, Javier López, de Pilsa, colaboradora del acto junto a la Escuela de la que es gerente Inmaculada Criado, a la que saludé junto a Álvaro García, uno de los profesores. Y, claro, todo el equipo de esta casa, con Pablo Madina coordinando junto a Jesús Torre. La noche había comenzado con el premio a Raúl Sierra, chef revelación y responsable de Atelier Casa de Comidas. Un valenciano que estuvo en Bélgica donde, después de ahorrar, sacó su carácter emprendedor y lo hizo en Granada, donde se esfuerza por «enseñar una filosofía de trabajo». Hubo ovación para él y la hubo para quien le acompañó al escenario, el nuevo director de comunicación de la división gastronómica de Vocento, Félix Rivadulla, que hasta hace poco era subdirector de IDEAL, que recibió el cariño de los asistentes, entre los que se encontraban grandes amigos como Miguel García Chinchilla, de Hyundai.

El culto a la buena materia prima, tuvo también su premio entregado por Amanda Martínez, jefa de Documentación y que recibieron Mónica Molina y David Jiménez, de El Rinconcillo, que destacaron la importancia de las compras y de no manipular el producto.

Y el cocinero del año, otra de las categorías, recayó en Diego Higueras, de La Cantina de Diego, en Monachil, que lo recibía de manos del director de IDEAL, Eduardo Peralta. Lo que comenzó como una coqueta terraza es hoy un referente mencionado en la guía Michelín. Para Diego, que también compartió el momento con su mujer Mª José Ruiz y sus hijos, «la naturaleza es la mejore cocinera» y consigue sacar los mejores platos con su propia huerta y preguntando por las recetas de siempre.

Sería imposible citar a todos los asistentes, escaparate inigualable de nuestra restauración y de las empresas que giran a su alrededor. Eso sí, y para eso estaban mis compañeros fotógrafos, la galería de imágenes refleja lo que digo.

Los premiados

Conozca un poco más sobre los premiados de la segunda edición de Andalucía Gourmet:

Diego Higueras (La Cantina de Diego), cocinero del año

El cocinero despliega en su restaurante de Monachil, a medio camino entre la ciudad y la montaña, una cocina de filosofía kilómetro cero. Los productos de su propia huerta o la ternera pajuna de Sierra Nevada son ingredientes básicos en una cocina digna del reconocimiento de la Guía Michelin, con su distintivo Bib Gourmand.

Bodegas Castañeda, mejor taberna

Los tradicionales vinos de la casa, sus exquisitos embutidos con el jamón Joselito -siempre colgado en la barra- como gran estrella o sus tapas y platos caseros son algunos de los atractivos de las Bodegas Castañeda. La taberna de Pepe Torres mantiene la esencia de las bodegas tradicionales desde la estética al trato familiar, pasando por su cocina y selección de vinos. Un punto de encuentro para los granadinos y un lugar de visita obligada para el turista.

Raúl Sierra (Atelier), chef revelación

Tras su paso por Bélgica, el chef Raúl Sierra (valenciano de origen, granadino de adopción) ha desplegado en Atelier la cocina del restaurante que siempre ha deseado. Un rincón de tapas bien cuidadas y carta en continua actualización al calor del producto fresco de temporada.

El Rinconcillo de Mónica y David, culto al producto

El restaurante de Pedro Antonio de Alarcón, la apuesta personal de Mónica y David, es todo un templo para los amantes del atún rojo de almadraba. Es el gran referente de la carta, por su origen (Barbate) y el mimo con el que tratan al producto. Todo ello, en una carta en la que también brillan delicatessen como el buey asturiano o la vaca rubia gallega.

El Claustro, mejor equipo de sala

El equipo liderado por Marco Cantini en el restaurante El Claustro ha sabido combinar a la perfección las propuestas de la cocina liderada por Rafael Arroyo con una cuidada selección de vinos. Innovación, trato exquisito y perfecta coordinación con la sala son las señas de identidad en la sala de El Claustro.

Aráis, culto al vino

Además de ser la cuna de Ron El Mondero, y de su cocina de vanguardia con el sello de Francisco Izquierdo, Aráis ofrece a sus comensales una extensa bodega con más de 200 propuestas de todos los rincones del mundo. Su responsable, Mari Carmen Sánchez, ha logrado hacer de este restaurante de Salobreña todo un referente para los amantes del buen vino.