Rober 'estrena' hoy dos autobuses alquilados de segunda mano

El último 'cambio' en la flota fue la reordenación de líneas de julio. /Ramón L. Pérez
El último 'cambio' en la flota fue la reordenación de líneas de julio. / Ramón L. Pérez

La empresa sumará otros nueve vehículos en las próximas semanas y asume la medida como «temporal» a la espera de «poder materializar» la renovación de la flota

ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

La empresa concesionaria del transporte público en Granada, Rober, 'estrenará' hoy dos nuevos autobuses alquilados de segunda mano a los que sumará otros nueve a lo largo de las próximas semanas. Fuentes próximas a Rober confirmaron ayer a IDEAL que la medida es «temporal» y se enmarca dentro de la intención de la sociedad de «materializar una renovación de la flota de autobuses». Los vehículos, de más de diez años de antigüedad, permitirán a la empresa retirar a de las calles de la capital a los autobuses más antiguos, que en algunos casos rozaban las dos décadas.

El Ayuntamiento de Granada, por su parte, consideró ayer que la propuesta realizada por la concesionaria es «insuficiente» y se sigue exigiendo a la empresa un «plan de inversiones» que permita la renovación de «más de 40 autobuses». Fuentes municipales recordaron que la empresa cuenta con tres expedientes abiertos por incumplimiento de contrato y aseguró que no se descarta «ninguna medida» para obligar al cumplimiento del mismo, ya que el alquiler de estos vehículos «no viene a paliar el problema». Los autobuses que desde hoy se pondrán sobre el asfalto de la ciudad cuentan también con reparos del comité de empresa de Rober, ya que los mismos «no disponen de mampara de seguridad», la cual ha sido solicitada al taller del fabricante de los vehículos y se espera que pueda estar disponible dentro de entre tres o cuatro semanas.

Refuerzo

Mientras tanto, Transportes Rober ha decidido que estos autobuses no sean asignados a las líneas 111, 121, N5, N6, 5 y 8. Todas estas líneas se insertan por la zona Norte de la ciudad, por lo que el objetivo de la medida es garantizar la seguridad de los conductores y pasajeros de los autobuses, después de los episodios de pedradas y huevazos sufridos en los últimos meses por varios vehículos de la flota. En paralelo, Transportes Rober asignará estos once vehículos a turnos de refuerzo durante las primeras semanas para que así tengan su retirada en «horarios más tempranos», que disminuyan el riesgo «hasta que sean dotados de mamparas».