Reparte en Granada sobres con dos mil euros por la calle y al final termina ingresada en urgencias

David González, propietario de la cervecería Corona en la calle Pedro Temboury. / Ramón L. Pérez

Dejó uno en la cervecería Corona del distrito Norte y su dueño llamó a la Policía para devolverlo. Lo mismo ocurrió con un taxista de la ciudad

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Una mujer, de buena presencia pero con sus facultades mentales mermadas, fue repartiendo sobres con dos mil euros el pasado viernes por la tarde por Granada. A la Policía le consta que al menos entregó 4.100 euros, en la cervecería Corona y a un taxista de la capital, aunque no descarta que dejara más sobres por la calle.

Este acto de generosidad no le encajó demasiado bien al propietario de la cervecería Corona, David González, ubicada en la calle Pedro Temboury. «La mujer entró el viernes sobre las 19.15 horas me pidió una tónica y si tenía un teléfono público para llamar. Le dije que no y se salió a la calle. Volvió a entrar una segunda vez y me preguntó lo mismo. Le dije que no y salió a la calle otra vez. Ya cuando lo hizo por tercera vez me di cuenta que había algo que no encajaba bien. Llamé a la Policía Nacional e intenté retenerla, mientras me presté para llamar desde mi teléfono móvil al número que ella me dio», señala David González.

Buena presencia

La mujer, de cincuenta años y con muy buen aspecto, dejó un sobre con el logotipo de BMN con 2.100 euros encima del mostrador del bar. Acto seguido decidió marcharse, pese a los intentos de David González porque no se fuera antes de que viniera la Policía. «Vi que estaba muy nerviosa y mi preocupación era que la mujer fuera atendida para evitar que fuera dando sobres con dinero por todos lados. Pero estaba solo en el bar y la policía llegó cuando ella ya se había marchado», apunta David González.

La mujer se fue. A pocos metros del bar se montó en un vehículo, aprovechando que el semáforo estaba en rojo mientras el conductor esperaba el cambio a luz verde. Cuando el propietario del coche vio a la mujer entrar en el turismo salió corriendo. La mujer hizo lo propio en dirección a la Estación de Autobuses donde se le perdió el rastro.

Según la televisión Ondaluz, repitió la misma escena con un taxista a quien le dejó en el coche dos mil euros. También contactó con la Policía para devolver este dinero.

La honestidad de David y del taxista han ayudado a la familia de esta mujer a reconstruir los pasos dados el viernes. La propia fémina fue quien acudió al servicio de Urgencias del Hospital Ruiz de Alda con un problema de ansiedad y allí se quedó ingresada.

Según ha podido saber este periódico, la mujer tomaba una medicación para su problema de salud mental y recientemente se la han cambiado, lo cual le ha generado este trastorno que le hacía acentuar al máximo su generosidad con los demás. Parece ser que la mujer sacó del banco donde tenía su dinero una importante cantidad de dinero, aunque a la Policía Nacional sólo le consta que haya repartido unos 4.100 euros. No se descarta que en las próximas horas puedan aparecer ciudadanos con más sobres, aunque puede que esos otros vecinos de la capital no sean tan honestos como David y el taxista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos