El recibo del IBI subirá en la capital y otros once municipios en 2019 por la actualización de su catastro

Vistas exteriores del Registro de la Propiedad de Granada. /RAMÓN L. PÉREZ
Vistas exteriores del Registro de la Propiedad de Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

Hacienda publicó el lunes en el BOE las localidades que han solicitado al Gobierno la actualización de uno de los dos conceptos que determina el valor del impuesto

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

El ministerio de Hacienda publicó el pasado lunes la orden que provocará que a partir de 2019 en hasta doce municipios de la provincia paguen más por su recibo del IBI. El listado, que afecta a más de mil localidades de toda España, llega después de que los propios municipios solicitaran al Gobierno –bien este año o en anteriores– la actualización de sus valores catastrales por ser demasiado antiguos.

Una vez publicada esta actualización del Gobierno central, que hace referencia a uno de los dos conceptos económicos que determina el valor final del impuesto, los ayuntamientos tendrán ahora la posibilidad, a través de sus ordenanzas fiscales, de amortiguar la subida o incluso invertirla en los próximos tres meses. En la capital, por ejemplo, el área de Economía se encuentra preparando un expediente que irá destinado a rebajar en un 1% la subida del 4% que se lleva produciendo desde el año pasado.

La actualización de los valores catastrales provoca un efecto distinto en los municipios en función del último año en el que se hiciera una revisión del catastro. En el caso de la provincia de Granada, Almuñécar, Carataunas, Cáñar, Churriana de la Vega, Dílar, Granada, Órgiva, Pórtugos, Santa Fe, Vegas del Genil, Otura y Víznar revisaron su catastro entre los años 1994 y 2000 por lo que esta actualización elevará el valor de los inmuebles. El efecto contrario se da con Dúrcal y Cádiar, que revisaron su catastro cuando el valor de los precios del suelo y la vivienda estaba iniciando el descenso desde máximos históricos y con esta actualización por parte del Gobierno permitirán que sus vecinos paguen en 2019 un poco menos por el IBIde lo que estuviera previsto por su ayuntamiento.

La petición al ministerio de Hacienda para actualizar los valores catastrales se produce para 'dar realismo' al valor catastral de los inmuebles de un municipio, que debe situarse en el 50% de su valor de mercado. En el caso de Dúrcal, por ejemplo, el valor catastral en 2017 se situaba, aproximadamente, en el 66% y con la rebaja de este año y el próximo se quedará en el entorno del 52%.

Esta vía también es un camino seguro para que los ayuntamientos puedan incrementar el recibo del IBI –en el caso de que la última revisión del catastro fuera anterior a 2008– sin necesidad de pasar por el pleno municipal, que es quien debe aprobar en cada municipio cualquier revisión de las ordenanzas fiscales, las que modifican el IBI. Al producirse la actualización a través de una orden del ministerio de Hacienda, su aplicación es automática al comenzar el año.

Temas

Boe, Ibi