Realejo: Un análisis de la polémica de los itinerarios escolares seguros

Salida de los escolares del colegio Virgen del Rosario de la calle Santiago del Realejo. Están organizados para cruzar la calle y subir a Molinos, donde paran los buses. / Ramón L. Pérez

IDEAL recorre los dos trayectos que propone el Ayuntamiento para los escolares de los colegios concertados del barrio greñúo y evitar así el colapso de la circulación en las horas punta | La propuesta ha derivado en una polémica donde una parte pide un barrio tranquilo y otra cree que se ataca a la enseñanza religiosa

Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERAGranada

El tráfico en el barrio del Realejo es un problema. Lo volverá a ser otra vez hoy, cuando vuelvan a abrir los colegios. La propuesta municipal para comenzar a solucionarlo es una polémica. El eje vial que va desde la plaza de Isabel la Católica hasta la Cuesta de Escoriaza se colapsa en las horas punta de la mañana y del mediodía.

Hay turismos particulares, furgonetas de reparto, el tren turístico, los taxis que suben a la Alhambra, las líneas de minibuses de la Rober y los autobuses escolares de los tres colegios concertados del barrio: Mercedarias, Rosario y Santo Domingo. Estos últimos son los que se encuentran en el origen del debate.

Ruta del itinerario escolar seguro desde el Paseo del Salón hasta el colegio Virgen del Rosario en la calle Santiago. / Ramón L. Pérez

La Plataforma por un Realejo Habitable ha celebrado ya dos manifestaciones en las que exige soluciones. El Ayuntamiento de Granada ha respondido con varias reuniones y una propuesta que tiene incluso el visto bueno de la junta de gobierno local, paso previo a la aprobación en pleno.

La propuesta plantea diez trayectos seguros para que los escolares puedan llegar a pie a sus respectivos centros educativos.

A propuesta de la Consejería de Derechos Sociales:

1.- Colegio Virgen del Rosario. Coincide con la propuesta número 4, salvo que se acorta al estar el centro en calle Santiago y no hay que llegar hasta la calle Molinos.

2.- Colegio Mercedarias. Desde la plaza Isabel la Católica por la calle Pavaneras hasta el centro.

A propuesta del colegio público JoséHurtado:

3.-Desde el Paseo de la Bomba, subiendo por la Cuesta de los Molinos, Escoriaza, Vistillas de los Ángeles y calle Molinos hasta el centro escolar.

4.- Desde el Paseo del Salón, a la altura de la rotonda de Las Titas, para subir por la Cuesta del Pescado, Callejón del Señor, Cuesta Monteros y ya por la calle Molinos hasta el centro escolar.

5.- Desde Santa Escolástica, Plaza Fortuny, plaza del Realejo y calle Molinos.

A propuesta de la escuela municipal infantil Duende:

6.- Ruta naranja. Desde el Paseo del Salón por la Cuesta Escoriaza y al Paseo de las Palmas.

7.- Ruta roja. Paseo de la Bomba por la Cuesta de los Molinos, Escoriaza y Paseo las Palmas.

8.- Ruta azul.Desde Cuatro Caminos, en la Carretera de la Sierra, por el Paseo de las Palmas.

9.- Ruta morada.Desde la Carretera de la Sierra, por plaza de la Fuente, calle Joaquín Álvarez Quintero, que conecta con el Paseo las Palmas.

10.- Ruta verde.Ruta desde el Realejo por la calle Vistillas de los Ángeles.

Ruta del itinerario escolar seguro desde la PLaza de Isabel la Católica hasta la entrada al colegio de las Mercedarias en la calle Santa Escolástica. / Ramón L. Pérez

Las acusaciones

Los ocho últimos recorridos propuestos no ofrecen ningún problema porque han salido de los propios centros educativos, ambos públicos. Los dos primeros, los que afectan a las Mercedarias y al Rosario, han sido respondidos de forma furibunda por Juan Pablo Luque, presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Madres y Padres de Centros Concertados, quien en Facebook compartió un comunicado de la APA del colegio Santo Domingo del Realejo.

Por ejemplo, califica a estas rutas como « dos corredores de la vergüenza para niños de 3 a 11 años». Y también acusa: «Con el único interés de perjudicar a los colegios concertados del barrio y por el mero hecho de ser católicos». Augura movilizaciones si las rutas entran en funcionamiento.

Alejandro Corral, presidente de la asociación de vecinos del Realejo, centra el debate y afirma que «el tráfico en el Realejo presenta varios problemas que requieren soluciones complejas, por lo que no se puede simplificar y culpar solo a una causa. Ademas cualquier medida sobre el tráfico en la zona requiere dos cosas para que sea efectiva, que tenga acuerdo social y que esté en conexión con el resto de planes de tráfico».

Mientras, el colegio Virgen del Rosario ya ha creado desde hace tiempo un trayecto seguro para sus escolares. A diario, a la salida, sobre las dos y media de la tarde, alumnos uniformados y con chalecos reflectantes paran el tráfico con señales de Stop y sus compañeros cruzan la calle Santiago, toman cuesta arriba la calle Padre Ponce de León y llegan hasta Molinos, donde a la altura del Teatro Alhambra se suben a sus autobuses.

El trayecto es de 120 metros, se cuentan 130 pasos y se tarda un minuto y 20 segundos. Nadie se ha quejado nunca hasta ahora de este itinerario.

La fila de autobuses escolares colapsa el tráfico a diario en el Realejo.
La fila de autobuses escolares colapsa el tráfico a diario en el Realejo. / Ramón L. Pérez

Mejorar la calidad de vida

La propuesta municipal argumenta por su parte que los caminos escolares quieren «devolver a los menores su derecho a la autonomía» y «fomentar la educación en valores ciudadanos, de responsabilidad, movilidad sostenible y medioambiental, favoreciendo que la calle vuelva a convertirse en un entorno seguro y acogedor».

Destaca también que tienen múltiples beneficios, entre ellos, «medioambientales, por la reducción de la contaminación de los vehículos a motor al disminuir el alumnado que acude al colegio en vehículo privado, disminuyendo los atascos y mejorando la calidad de vida». Y también, «la mejora del tráfico, por la disminución de los vehículos circulantes o en doble fila».

Hay en el Realejo, al final, un problema, una propuesta y una polémica. Queda por ver al final cuál es el mejor camino a la educación.

 

Fotos

Vídeos