El Realejo se divierte con el primer atasco de peatones

Representación teatral participativa sobre el asfalto de la Calle Molinos y otros momentos del evento./PEPE MARÍN
Representación teatral participativa sobre el asfalto de la Calle Molinos y otros momentos del evento. / PEPE MARÍN

El éxito del corte de tráfico de la Calle Molinos durante la mañana de ayer lleva a pensar en realizarlo mensualmente

Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERA

El Realejo se llenó ayer sábado de gente, de algarabía y de colorido festivo. El motivo fue la celebración del Día Sin Coche, como una de las actividades más rutilantes de la Semana de la Movilidad Europea. La Calle Molinos fue peatonal durante cinco horas y sirvió de escenario, al igual que el Campo del Príncipe, de todo tipo de actividades. Los asistentes, que llenaron la Calle Molinos en una suerte de atasco peatonal, a diferencia del atasco continuo «que autobuses de colegios, particulares y las furgonetas ocasionan a diario», denuncian los organizadores, la asociación 'Por un Realejo habitable', se divirtieron y los numerosos niños y niñas presentes pasaron un día en grande. Hubo de todo. Y participativo. Fue un mosaico compuesto de puestos con mercancías de todo tipo, mercadillo, juegos, talleres para todos y todas, actividades infantiles, cuentacuentos, charlas, recorridos saludables, paseos, deportes, excursiones, danza, teatro y música.

La iniciativa fue organizadas por la asociación 'Por un Realejo Habitable', muy activa en el barrio, y que ha realizado ya dos manifestaciones, numerosos encuentros sobre urbanismo y sociedad en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Granada del Campo del Príncipe y, ayer mismo, esta acción que permitirá comprobar cómo se puede vivir de forma sostenible en un barrio histórico.

Además de la peatonalización de la Calle Molinos, la Policía Local organizó con éxito el cambio de sentido en la circulación en la Calle Santiago y prolongación de Solares, entre las nueve de la mañana y las tres de la tarde. Los agentes se dispusieron en las entradas principales y en las bocacalles de las callejuelas y el tráfico discurrió sin problema alguno. Esto lleva a la asociación y a Insos, el colectivo universitario de Arquitectura, a solicitar «la peatonalización parcial de la plaza Fortuny», como un paso más en este proceso. La otra idea, dado su éxito, es repetir esta actividad mensualmente.

Fotos

Vídeos