El BCE rebaja los tipos a un nuevo mínimo histórico

Se quedan en el 0,25%, un escenario con el que los mercados han especulado en las últimas semanas, pero que no era el central

REDACCIÓNMADRID
Mario Draghi, presidente del BCE. / Kai Pfaffenbach (Reuters)/
Mario Draghi, presidente del BCE. / Kai Pfaffenbach (Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) ha recortado por sorpresa el tipo de interés en la zona euro al 0,25%, el nivel más bajo de su historia. La mayoría de analistas no esperaban la rebaja para esta reunión, sino que confiaban más en que se produjera en diciembre. La última vez que la institución monetaria bajó los tipos de interés fue el pasado mes de mayo, otro cuarto de punto, del 0,75% al 0,5%.

En opinión de los expertos, había dos circunstancias que podrían justificar una bajada del precio oficial del dinero este jueves: la fortaleza del euro y la baja inflación en la eurozona registrada en el mes de octubre (del 0,7% frente al 1,1% previsto).

Durante la rueda de prensa posterior, Mario Draghi, ha indicado que la decisión no ha sido por "unanimidad", sino por "consenso" porque había acuerdo en el Consejo de Gobierno sobre que había que actuar, aunque había diferencias sobre los plazos.

El banquero central ha pronosticado un "prolongado periodo de baja inflación" en la eurozona, apuntando que "nuestra política monetaria seguirá siendo acomodaticia el tiempo que sea necesario". El presidente del BCE ha asegurado, además, que seguirán vigilando las condiciones del mercado monetario y están dispuestos para seguir realizando todas las operaciones que sean necesarias.

El BCE ha rebajado también el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito en 25 puntos básicos, hasta situarse en el 0,75%, con efectos a partir del 13 de noviembre de 2013. Por el contrario, ha mantenido sin variación en el 0,00% el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito.

Recuperación de la economía

La economía de la zona euro experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 0,3% respecto a los tres meses anteriores, lo que supone poner fin a seis trimestres consecutivos de contracción del PIB, según reflejan los datos de la última estimación publicados por Eurostat.

La Comisión Europea ha publicado esta semana sus previsiones económicas de otoño, de las que se desprende que la recuperación de la economía de la eurozona proseguirá durante los próximos meses, aunque a un ritmo lento, debido a los ajustes en los Estados miembros con problemas y al empeoramiento del entorno exterior.

Bruselas estima que la eurozona se contraerá este año un 0,4% por el efecto arrastre de los primeros trimestres, y crecerá sólo un 1,1% en 2014 -en lugar del 1,2% que vaticinó en primavera- y un 1,7% en 2015.