Dos bombas dejan dos muertos y cien heridos en Boston

Las deflagraciones se han producido cerca de la línea de meta cuando varios corredores se aproximaban al lugar

AGENCIASBOSTON (ESTADOS UNIDOS)
Los sanitarios atienden a uno de los heridos. / Afp/
Los sanitarios atienden a uno de los heridos. / Afp

Al menos dos personas han muerto y alrededor de un centenar han resultado heridas a consecuencia de las dos explosiones registradas este lunes en las inmediaciones de la línea de llegada del maratón de Boston , han informado fuentes médicas a 'The Boston Globe'. Al menos 64 de los heridos han sufrido amputaciones en sus miembros inferiores, según 'The Boston Globe', que ha confirmado que varios de estas víctimas se encuentran en estado crítico.

El comisario de la Policía de Boston , Ed Davis, que ha comparecido ante los medios, ha explicado que las explosiones se produjeron sin aviso previo en torno a las 14.50 (hora local), de forma simultánea y a escasas decenas de metros de distancia en la calle Boylston. Además de las explosiones ocurridas junto a la llegada de la carrera, se ha producido un tercer "incidente" en la biblioteca JFK, según Davis. Las autoridades todavía no han podido confirmar si existe relación entre ambos escenarios, aunque trabajan sobre esta hipótesis.

Davis ha ofrecido a la población dos teléfonos, uno de ellos para que puedan llamar familias y allegados de las posibles víctimas y otro para recopilar pistas sobre lo ocurrido. La Policía ha advertido que todas las bolsas abandonadas por las personas que huyeron del lugar de las explosiones están siendo tratadas como "posibles artefactos". Tanto Davis como el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, han pedido a la población que permanezca en sus casas u hoteles y se aleje de zonas concurridas. Patrick, no obstante, ha recalcado que se han reforzado las medidas de seguridad en Boston y ha llamado a la "calma" a los ciudadanos.

Davis ha negado también las informaciones que apuntaban a la detención de un sospechoso de ser el autor de las explosiones que han causado al menos dos muertos en la ciudad, mientras que el FBI ya investiga el suceso como un ataque terrorista. "No hay nadie detenido ahora mismo. Las informaciones (aparecidas en algunos medios locales) no son verdad", indicó Davis citado por el diario local Boston Globe. Por el momento, no hay pistas sobre los responsables y el FBI ya trabaja en el caso como lo haría ante un ataque terrorista, aunque no se ha informado de qué líneas de investigación concretamente siguen las autoridades

Movilización a todos los niveles

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha puesto en contacto con el alcalde de Boston , Tom Menino, y el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, a raíz de lo ocurrido. Un portavoz de la Casa Blanca ha explicado que Obama ha llamado a Menino y a Patrick "para mostrar su preocupación por los heridos y dejar claro que su administración está dispuesta a proporcionar todo el apoyo que sea necesario".

El mandatario fue informado de las explosiones en torno a las tres de la tarde (nueve de la noche en la España peninsular) y, poco después, mantuvo encuentros con su asesora de Seguridad Nacional, Lisa Monaco, y otros miembros de su círculo de confianza. La Policía de Nueva York y la de Washington, así como la de otras grandes ciudades de Estados Unidos, han aumentado la seguridad en puntos sensibles como medida de precaución. En el caso de Washington, las fuerzas de seguridad han acordonado la zona situada inmediatamente delante de la Casa Blanca.

Las autoridades han extendido también esta prevención a la aviación, con el cierre temporal del espacio aéreo sobre Boston y la interrupción de la actividad en el Aeropuerto Internacional Logan. El Departamento de Justicia norteamericano ha puesto todos sus recursos ha disposición de las explosiones de Boston , según una fuente de este Ministerio consultada por Reuters.