La 'caja de herramientas' del lenguaje digital

El director de la Real Academia Española y el presidente de la Agencia Efe, en la sede de la RAE. / Zipi (Efe)/
El director de la Real Academia Española y el presidente de la Agencia Efe, en la sede de la RAE. / Zipi (Efe)

‘Escribir en internet’, la guía para los nuevo medios y la redes sociales, es la ‘brújula’ que Fundéu y la RAE ofrecen a los navegantes del español en la era digital

MIGUEL LORENCIMADRID

Las claves de la buena escritura son las mismas, aún siendo diferentes, en tiempos de Baltasar Gracián que en la era digital. Cambian los soportes y las convenciones y, si Gracián nos dotó de una gramática, ahora la Real Academia Española (RAE) y la Fundación del Español Urgente (Fundéu), nos brindan una útil caja de herramientas para el buen escribir y navegar en la era digital.

Se presentó hoy, a las sombra de Quevedo, en la tricentenaria institución encargada de limpiar, fijar y dar esplendor al idioma que compartimos quinientos millones de seres humanos y de velar por un futuro del idioma que es decididamente digital. Lo marcaremos unos hablantes y escribientes que cada vez nos comunicamos más por canales digitales, de modo que necesitamos normas, patrones y consejos. Los mejores, más claros, útiles y eficaces están recogidos en las más de 500 páginas de Escribir en internet. Es una Guía para los nuevos medios y la redes sociales que, con dirección de Mario Tascón y edición de Galaxia-Gutenberg-Círculo de Lectores', la Fundéu y a La RAE lanzan a la red, la mayor plaza pública que ha conocido la humanidad, según Joaquín Müller-Thyssen, director general de Fundéu.

Baltasar Gracián habría sido un buen tuitero ha advertido José Manuel Blecua, director de la RAE y presidente de Fundéu, que recibía en el noble caserón de la lengua española y con los brazos abiertos a blogueros, tuiteros, informadores y demás representantes del oficio y la afición de escribir en todos los formatos y variantes de los medios electrónicos. Entiende la RAE que, lejos de cualquier catastrofismo, la revolución digital brinda una excepcional oportunidad de difusión a nuestro milenario idioma. Así, la doble brújula que en papel y en la red se ofrece a los hablantes y escribientes plantea en sus bases teóricas los viejos problemas de la antigua retórica clásica de sus aplicación a un mundo tecnológico radicalmente original.

No debemos asustarnos de las innovaciones ni los desafíos digitales que jalonan el futuro del idioma, aconseja Blecua. La lengua seguirá perteneciendo a los hablantes y serán ellos quienes la moldeen en el tiempo en el que más se escribe y se publica y con unos medios que a pesar de los avances desatan temores e incertidumbres, esto es: los viejos miedos.

Abierto y no dogmático

Internet, las redes sociales y la comunicación electrónica constituyen "una auténtica revolución que hace necesaria y permanente la brújula que es la nueva guía". "Un manual abierto, en construcción permanente, no dogmático y que contribuirá a que todos utilicemos mejor la lengua en esos nuevos medios.

Y como prueba de la agilidad en la adaptación, el diccionario de la RAE que en el avance de su 23 edición que publicará en 2014, recogerá términos como libro electrónico, tableta o blog; conjugará tuitear y definirá tuiteo, tuit y tuitero. La docta casa, que tiene abierto el canal @raeinforma, recibe dos millones diarios de consultas en su diccionario en línea y resuelve más de un centenar de dudas cada 24 horas a través de departamento Español al día. Fundéu ofrece su consejo a más de 130.000 seguidores en twiter.

Dividida en dos partes, para uso cotidiano y profesional, Escribir en internet recoge recomendaciones y estudios sobre cortesía en la red, correspondencia electrónica, reputación online, español global, escritura colectiva, redacción para blogs, mensajería instantánea, gestión de comentarios, redes sociales, emoticonos, accesibilidad y todo lo necesario para trabajar y escribir con corrección en la red. Más de cuarenta expertos de varios países han colaborado en la elaboración de la obra, que recopila muchos trabajos dispersos por la red y analiza un sinfín de ejemplos de escritura de un sinfín de personas de los que se extraen conclusiones y recomendaciones.

Aborda también cuestiones de perfil más técnico, como el diseño web, el uso de buscadores, la accesibilidad en la jungla de bytes y una batería de consejos jurídicos. Se cierra con un extenso vocabulario básico para moverse con soltura y capacitación en el magma internáutico, sabiendo que emoji es la palabra japonesa que designa a los emoticonos y que quien mete bulla en un foro cibernético es un trol.

Junto a Blecua estuvieron en la presentación de la guía, además de un buen puñado de académicos y profesionales de la información, el presidente de la agencia Efe, José Antonio Vera; el periodista y director del proyecto, Mario Tascón, y el cantante, letrista y líder del grupo de rock Siniestro Total, Julián Hernández, tuitero de pro y adalid de la escritura digital.