El ranking de Shanghái consolida a la UGR entre las mejores universidades españolas, solo por detrás de Barcelona

El ranking de Shanghái consolida a la UGR entre las mejores universidades españolas, solo por detrás de Barcelona

Granada se mantiene en el top 300 del mundo, la segunda española en la prestigiosa clasificación mundial tras la Universidad de Barcelona y 'empatada' con la Complutense, la autónoma de Barcelona y Valencia

MERCEDES NAVARRETE

La Universidad de Granada se ha consolidado entre la mejores de España solo por detrás de la Universidad de Barcelona según el esperado y prestigioso ranking de Shanghái o ARWU (clasificación académica de Universidades del Mundo, en sus siglas en inglés), que acaba de hacer público.

La influyente clasificación que premia la labor científica ordena a los campus por franjas a partir del número 100 y Granada se mantiene entre la 200 y 300, esto es entre las 300 mejores del mundo. La Universidad de Barcelona es la única española entre los puestos 150 y 200 mientras que la Autónoma de Barcelona, la Complutense, Granada y Valencia se sitúan en la misma franja, entre el 200 y 300.

La UGR consolida en este 2019 su posición en este prestigiosa clasificación y lidera el sistema universitario andaluz, seguida por Sevilla que escala posiciones y acaba de entrar en el top 500 del influyente ranking mundial.

Si hace tres meses se conocían la clasificación por especialidades, que también tenía resultados positivos para Granada, que colocó cinco de sus áreas entre las cien mejores del mundo, ahora el ranking de Shanghái consolida a la universidad de Granada en general en el top 300' del mundo.

Unos resultados que han llenado de alegría a la rectora de la universidad granadina, Pilar Aranda. «Estamos muy contentos de mantenernos. Esto demuestra que no fue un espejismo y que consolidamos una posición privilegiada entre 17.000 universidades del mundo. Somos 'de provincias' y estamos entre las mejores españolas, liderando el sistema andaluz», ha valorado Aranda, que además se ha congratulado especialmente del avance de la universidad de Sevilla.

«Entre el 500 y el 600 también aparece Córdoba y más abajo ya Jaén y Málaga. Es una posición de fortaleza para Andalucía teniendo en cuenta que es ahora cuando se están notando los efectos de la crisis», ha analizado.

Aranda ha mostrado la firme intención de la UGR no sólo de mantenerse en esta posición sino de seguir escalando puestos, aunque reconoció que el top 100 del mundo es «imposible» con la financiación de la universidad Española.

«Estamos hablando de menos de 7.000 euros por alumno frente a los más de 150.000 de Harvard», especifica.

«Nuestro sistema no nos permite hacer captación de talento porque no podemos remunerarlo, aún así estamos trabajando muy bien. Tener 13 universidades españolas entre las 500 mejores del mundo significa que la probabilidad de que un alumno español estudie en una universidad muy buena es muy alta», ha concluido.