Rafael Mujeriego: «La reutilización de agua está estigmatizada»

Rafael Mujeriego durante su intervención/RAMÓN L. PÉREZ
Rafael Mujeriego durante su intervención / RAMÓN L. PÉREZ

El presidente de la Asociación Española de Reutilización Sostenible del Agua solicita un «apoyo normativo y decidido» para aprovechar los recursos de la tierra ante el «futuro incierto» que abre el cambio climático

ANTONIO SÁNCHEZGranada

Rafael Mujeriego, presidente de la Asociación Española de Reutilización Sostenible del Agua, ha explicado en la última mesa de debate del Foro de la Economía del Agua de este martes que actualmente existen dos 'tipos' de aguas posibles, en función de si provienen de los ríos, con una reutilización incidental, o ha sido regenerada al 100% por parte de una reutilización 'humana'.

Estos dos tipos de agua tienen una concepción muy distinta en la sociedad, según ha expresado Mujeriego, y mientras que la reutilización incidental cuenta con la legitimación social de las normas y costumbres «porque ha venido ocurriendo siempre en el planeta», la reutilización generada tiene que lograr el aval por parte de la ciudadanía «porque está estigmatizada».

En este sentido, Rafael Mujeriego ha solicitado a las administraciones públicas un «apoyo normativo y decidido» que requiere la mejora de la gestión de las aguas depuradas para así aprovechar mejor los «recursos finitos» de la tierra y atender a una población creciente mientras que se generan modelos de cambio climático que aventuran que el futuro «es incierto». Actualmente, «el conocimiento no es un factor limitante y la tecnología tampoco lo es» por lo que se ha iniciado un «cambio de estrategia» y el reto es sacar el agua reutilizada de su estigmatización, «ya que nunca ha sido tan asequible disponer de información».

Por su parte, Fernando Magdaleno, coordinador de la dirección general del Agua del Ministerio de Transición Ecológica, ha enumerado los tres desafíos que, en su opinión, tiene por delante la sociedad en materia de agua. Se trata de convertir los enfoques sobre planificación y gestión en un pilar de la economía circular; aplicar las herramientas legales, técnicas y financieras disponibles; y superar las limitaciones relacionadas con la falta de cooperación interadministrativa. En definitiva, se trata de «fundir» el manejo del agua con la economía circular.

Para ello, ha contado Fernando Magdaleno, existen diferentes herramientas a disposición de las administraciones y empresas. El plan nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización, así como la estrategia de Infraestructura Verde y de la Conectividad y Restauración Ecológicas, sirven ambas para «dejar de hacer acciones aisladas y desarrollar políticas de agua firmes y sostenibles, con medidas novedosas que funcionen de manera cuantificable».