Así es Bab Qastar, la puerta más antigua de la Alcazaba Cadima