«Me han puesto un cero y tenía un 9,95»: opositores a maestro denuncian el cambio de los criterios de evaluación

«Me han puesto un cero y tenía un 9,95»: opositores a maestro denuncian el cambio de los criterios de evaluación
ALFREDO AGUILAR

Los tribunales recibieron una circular durante los días en los que se estaban realizando los exámenes orales ordenando que los aspirantes que no incluyeran en su programación ciertas asignatura debían suspender sus ejercicios

SARAI BAUSÁN GARCÍAGRANADA

Sandra llevaba más de un año preparándose para obtener una de las 3.800 plazas de maestro para toda Andalucía a las que podía acceder en estas oposiciones. Había superado los exámenes con éxito y en la presentación de la unidad didáctica había conseguido un 9.95. Solo le faltaba que esas notas se repitieran en la calificación del examen oral y de la segunda parte de las pruebas. Pero le han puesto un cero.

Este es su caso, pero también el de una veintena de jóvenes de Granada y más de 130 andaluces de todas las provincias que se presentaban a las oposiciones de la Especialidad de Primaria. Todos ellos se han unido para rechazar un cambio de criterio de evaluación en mitad de las oposiciones que «no nos fue debidamente comunicada» y que les deja en una situación de «indefensión y de desigualdad».

Los mas de 32.000 aspirantes a las oposiciones tenían hasta el 3 de julio para presentar su programación didáctica y hasta el 15 del mismo mes para realizar su exposición oral. Pero entre una y otra fecha, se produjo un cambio en los criterios de evaluciación. Así lo indican los aspirantes afectados, que explican que el día 11 de julio los tribunales recibieron de forma interna una circular en la que se contemplaba un nuevo criterio: se penalizaría de forma obligatoria a aquellos aspirantes del nivel de quinto y sexto de Primaria que no incluyeran en su programación las asignaturas 'Ciudadanía' y 'Cultura digital'. Si estas materias no estaban incluidas en sus programas, se le restaría un diez sobre la calificación obtenida. Pero, según denuncian, este criterio no se publicó oficialmente en las bases incluidas en el momento de la convocatoria de las pruebas y no fue comunicado a ninguno de ellos.

Pero su enfado no solo radica en que se les penalizara sin saberlo, sino que, según dicen, algunos tribunales decidieron no acatar esta nueva situación, por lo que «mientras algunos salimos perjudicados otros se beneficiaban».

En mitad de las pruebas

«Yo sabía que teníamos que incluir todas las materias y si no lo hacía tenía que razonar la causa por la que no lo hacía, y así lo hice delante del tribunal», explica Sandra. Ella no incluyó la asignatura de 'Cultura Digital' porque esos conocimientos se iban a dar de forma integral en todo el programa educativo y, además, iba a haber otro profesor dedicado a la enseñanza TIC, y así se lo hizo saber al tribunal. «Se lo expliqué y asintieron con la cabeza. A mi me dio la sensación de que estaban contentos con esta medida porque lo expliqué adecuadamente y era lógica, pero no lo ponía en el programa, y por eso me han penalizado. Además, la carta la mandaron el día 11 pero yo hice el examen el día de antes, imposible que lo supiera. He pasado de tener un 9,95 en la unidad didáctica a un cero y quedarse sin una plaza», añade la opositora.

El hecho de que en su calificación de esta parte ahora haya un cero les deja muy lejos a todos ellos de esa ansiada plaza a maestros para las que se había preparado durante meses.

Desde la Consejería de Educación de Granada aseguran que tienen conocimiento de estos casos a nivel andaluz, pero que por el momento no han conocido casos concretos en la provincia nazarí. Asimismo, aseguran que se han establecido «criterios claros de correción para las oposiciones, siguiendo la normativa publicada en la Orden de 25 de marzo publicada en el BOJA del 4 de abril». Tal y como indican, en se establece que «para la especialidad de Educación Primaria, la programación didáctica tendrá en cuenta el carácter globalizado, compatible con la organización en áreas y, en consecuencia, abarcará todas las áreas para las que tiene atribución docente el personal de esta especialidad». «Cada opositor ha podido elegir libremente entre los cursos de 1º a 6ª de Educación Primaria. Eso implica el área de Ciudadanía y los Derechos Humanos en 5º de Primaria y el área de Cultura y Práctica Digital, de 6º de Primaria», han añadido. Junto a esto explican que en su web se podía ver un documento que explicaba que en el caso en el que no esté «debidamente justificado» la falta de alguna de estas áreas, se tendrá una penalización de -10 puntos.

«En el caso de que algún tribunal de los 118 de Primaria no hubiese seguido las instrucciones dadas y de que hubiera existido alguna irregularidad, desde la Consejería se tomarían las medidas necesarias para garantizar el correcto desarrollo del concurso oposición«, han incidido.

Por su parte, Mercedes González Liñán, secretaria general de CC OO Enseñanza Granada, explica que a su sindicato no le ha llegado ninguna queja y que, salvo el problema con la repetición de una parte de las oposiciones para la especialidad de Pedagogía Terapéutica que tuvo que ser repetida por un error técnico, las oposiciones se han producido «sin grandes incidencias».

Sandra ya se ha dirigido a la delegación de Educación para poner una reclamación. Su preparador de las oposiciones estudia llevar a la justicia su caso y el de otros dos compañeros más. «Pero ya es difícil que esto mejore», rechaza Sandra. Han sido meses de nervios, estudios y preparaciones. Y todo ha acabado como nunca hubiera deseado: «Podía quedarme sin plaza porque es difícil entrar, pero es que ya me han alejado completamente de mi futuro por un cambio del que ni siquiera han avisado. Juegan con nuestra ilusión, nuestro futuro y nuestra vida».

Oposiciones a maestro