Vueling deja en tierra a 400 pasajeros de sus conexiones entre Granada y Barcelona de esta tarde