Una vecina de Tózar con incapacidad reclama la prestación retirada en 2016

La anciana, junto a sus vecinos en la concentración. /P. G-T.
La anciana, junto a sus vecinos en la concentración. / P. G-T.

Pilar Hoces Martín, con una minusvalía del 75%, considera insuficiente la ayuda domiciliaria de tres horas diarias que le asignó la Junta

PILAR GARCÍA-TREVIJANOGRANADA

«Soy inválida desde los cuatro años. Perdí en 2016 la ayuda de la dependencia y estoy desesperada. He recurrido hasta el defensor del pueblo», explicó Pilar Hoces vecina de Tózar de 79 años de edad. Arropada por los vecinos de Olivares, Moclín y Puerto Lope, la mujer se manifestó ayer frente a la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. Conocida por los suyos como Estrella, la anciana reclama a la Junta de Andalucía la devolución de la prestación económica familiar para poder «apañarse»: «Me ofrecen tres horas de asistencia al día y no tengo para nada. Me tienen que levantar, acostar, ponerme de comer y duchar», lamenta la vecina.

Pilar, con un 75% de discapacidad, operada dos veces de cáncer, con dos cuerdas vocales paralizadas y en silla de ruedas, fue una de las primeras personas en disfrutar la subvención destinada al cuidado de familiares dependientes. Desde 2007 hasta 2016, su sobrina se encargó de ella. Al mudarse ésta, Pilar tuvo que cambiar la titularidad del familiar que le prestaba ayuda y meses después la delegación de Políticas Sociales le informó de que iba a perder la prestación, la razón: el familiar es de cuarto grado y en ese caso queda excluida legalmente de tal beneficio.

Inmersa desde entonces en un proceso judicial, Miguel Ángel Susino, abogado de oficio de la anciana, solicitó la semana pasada una reunión con el delegado sin obtener respuesta. Susino alega que su defendida tiene derecho a una prestación económica y que es «sorprendente» que por una aplicación «rigurosa e inflexible de la ley», la Junta de Andalucía le sustituya un cuidado permanente por una ayuda domiciliaria de 3 horas diarias.

«Una cuidadora al mes son 600 euros, ¿qué hago si con la pensión tengo que pagar todos los gastos?»

«Económicamente tiene que soportar el coste de los cuidados. Está completamente despreciada y desprotegida», sostiene. El letrado de Pilar recurrió ante el juzgado contencioso administrativo la decisión de la Junta y está a la espera de la resolución. «Una cuidadora al mes cuesta 600 euros, ¿ qué hago con el resto de la pensión si tengo que pagar luz, agua y comida?», lamentó Pilar. «Soy muy fuerte y tengo el apoyo de mis vecinos y amigos, aunque me de miedo estar sola no me queda otra».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos