Turismo vinculado a la geología, otro motor de desarrollo para el Norte de Granada

Vista del geoparque desde lo alto de Jabalcón./JORGE PASTOR
Vista del geoparque desde lo alto de Jabalcón. / JORGE PASTOR

El Geoparque de Granada, que ya se ha ampliado a 48 municipios, puede convertirse el año que viene en patrimonio mundial de la Unesco

JORGE PASTORGRANADA

Pero la apuesta de futuro de las comarcas del norte provincial no pasa tan sólo por la 'autopista eléctrica' que convertirá a la comarca de Baza en un referente nacional de generación eléctrica con renovables, sino por el aprovechamiento de los recursos endógenos. Tan endógenos como que tienen tres millones de años de antigüedad. Hablamos del geoparque, bautizado en principio como de 'los valles del Norte de Granada' y que, tras las recomendaciones de la Unesco, se llama ya de Granada a secas: Geoparque de Granada. Y si ninguna fuerza mayor se opone, es bastante probable que antes del verano que viene obtenga el marbete de Geoparque Mundial de la Unesco por su importancia geológica internacional. No hay más que subirse al monte de Jabalcón, mirar hacia el Norte, el Sur, el Este y el Oeste y observar que aquello que hay a nuestro pies es, sencillamente, un espectáculo.

Grandes expectativas para 48 municipios granadinos que, tras la reciente incorporación de todos los pueblos del Marquesado del Zenete, abarcan 4.722 kilómetros cuadrados, prácticamente un tercio de la superficie total de Granada. En el supuesto de que la Unesco lo apruebe, será uno de los geoparques más grandes de la lista avalada por este organismo internacional. Palabras mayores. Unesco no da subvenciones ni ayudas, pero sí invierte mucho en promoción. E 'invertir mucho en promoción' es un sinónimo de turismo, una actividad económica considerada estratégica para Guadix, Baza y Huéscar por la aportación de renta neta para el territorio, un territorio donde se pueden vivir, además, experiencias tan singulares como dormir en las entrañas de la tierra -hay censadas unas veinte mil casas cueva-, disfrutar del espectáculo de uno de los cielos más estrellados y con menos contaminación lumínica de España y, de paso, disfrutar de ese manjar llamado 'cordero segureño', cuyos mercados no dejan de crecer fundamentalmente dentro de España.

La diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, subraya el éxito que ha supuesto para el proyecto que las evaluadoras que visitaron en julio el Geoparque de Granada le otorgaran una calificación de 9,08 sobre 10. Un sobresaliente que anticipa que la Unesco, en principio -y casi también en final-, no pondrá muchos reparos cuando se reúna el año que viene para determinar si el Geoparque de Granada sí o el Geoparque de Granada no.

Y menos reticencias habrá aún si instituciones, empresarios, grupos de desarrollo y demás agentes económicos hacen suyos los consejos que ha dado la Unesco y que son básicamente tres. El primero ya está hecho, que era cambiar el nombre. El segundo era que la delimitación administrativa del Geoparque de Granada no fuera por el espacio de interés geológico, sino por los límites de los propios municipios. Éste es el motivo por el que se ha pasado de 34 a 48 localidades. Y el tercero, que la evolución del Geoparque de Granada se oriente hacia el desarrollo de un turismo sostenible y de un tejido empresarial como el que ya ha comenzado a florecer en torno a la marca Geoparque de Granada -en Guadix, por ejemplo, ya hay negocios que se están especializando en rutas por el Geoparque de Granada-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos