La Junta cifra en 400 hectáreas las afectadas por el temporal en la provincia de Granada

La delegada territorial de Agricultura, María José Martín, comprueba los destrozos en un cauce junto a la directora de la oficina comarcal de Baza./ IDEAL
La delegada territorial de Agricultura, María José Martín, comprueba los destrozos en un cauce junto a la directora de la oficina comarcal de Baza. / IDEAL

El Ejecutivo andaluz todavía no ha hecho una cuantificación económica de los daños

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEGranada

La Junta de Andalucía ha cifrado en 2.400 las hectáreas afectadas en las provincias de Almería y de Granada a consecuencia de la gota fría que ha azotado el sureste del país y está evaluando los daños en Málaga.

En Almería, donde se ha trasladado hoy para visitar los efectos del temporal, el presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, ha explicado a los periodistas que por el momento se han registrado 2.000 hectáreas afectadas en esa provincia y otras 400 en la de Granada.

La delegada territorial de Agricutura, María José Martín, que desde el viernes se encuentra visitando, pueblo a pueblo, todos los municipios afectados de la zona norte, ha ofrecido a IDEAL desde La Puebla de don Fadrique, un balance más detallados de los daños, que han cuantificado las distintas oficinas comarcales agrarias.

Martín ha explicado así que la peor parte se la ha llevado la comarca de Baza, donde hay 150 hectáreas de cultivos afectadas entre los municipios de Baza, Caniles, Cúllar, Benamaurel, Zújar y Cortes de Baza.

Los destrozos se han producido principalmente en cultivos hortícolas como brócoli, alcahofa y lechuga.

Pero además ha habido daños en explotaciones ganaderas y graves destrozos en caminos rurales, ramblas y vías pecuarias provocadas por la crecida del río Baza y sus afluentes.

En la comarca de Huéscar los municipios más dañados han sido Castilléjar, Castril, Galera, Huéscar, Orce y Puebla de Don Fadrique.

Por otro lado, en los municipios de Alhama, Zafarraya y Jata se han visto afectados cultivos de hortícolas (tomate y calabacín principalmente) en una extensión de 55 hectáreas por una tormenta de granizo.

El Ejecutivo autonómico todavía no ha hecho una cuantificación económica de los daños, pero el propio presidente de la Junta ha avanzando que están trabajando en ello y pretende que en los próximos días haya «una aproximación».

Moreno ha expresado su apoyo a todos los agricultores afectados por los destrozos del temporal y a los trabajadores que están vinculados al sector agroindustrial.