El Rosario de las Cruces

En el pueblo de Murchas cada Navidad los varones cantan el rosario por las calles y el campo en acción de gracias por los escasos daños personales durante el tremendo temblor de tierra de 1884

El Rosario de las Cruces
RAFAEL VÍLCHEZMURCHAS

En uno de los pueblos del Valle de Lecrín, en Murchas, se celebra el Rosario de las Cruces en acción de gracias por los escasos daños personales durante el gran terremoto de 1884, destacando los cantos a partir de la ocho de la noche en los que solo participan hombres. El día 25 de diciembre los varones rezan el rosario por el casco urbano y el campo. Algunos van provistos de armas de fogueo para realizar disparos al aire. Asimismo, el día 31 se vuelve a realizar el rosario pero solamente por el pueblo, acompañado por la banda de música, que en los últimos años corre a cargo de la Asociación Musical Valle de Lecrín.

El tremendo temblor de tierra ocurrió el día 25 de diciembre de 1884, a las nueve y ocho minutos de la noche y la sacudida duró 20 minutos. En Murchas hubo 9 muertos y 13 heridos. Se hundieron el 90% de las casas del casco urbano y el 50% de las del término municipal. Tras el terremoto, los habitantes tuvieron que desplazarse a vivir en chozas en el paraje rural de Las Cruces. Y desde entonces viene la tradición de las salvas de disparos cuando se canta el rosario. Porque, en los dos años que duró la reconstrucción, de vez en cuando se realizaban disparos al aire para asustar a los saqueadores.

Un vecino de Murchas, José Roldan, de 80 años, comenzó a participar en el Rosario de las Cruces cuando era un mozalbete. Más adelante, en 1960 se estrenó como mayordomo de las fiestas en honor a la Virgen de los Desamparados y a Santa Lucía, que tienen lugar el 31 de diciembre y 1, 2 y 3 de enero. Cuando el era joven cantaban muy bien en el Rosario de las Cruces su suegro José Roldán, su tío Manuel Roldán, Manuel Alcalde, José Alcalde, Manuel Ruiz, Isidoro Maza, entre otros. En Murchas existe una placa de mármol que recuerda el gran terremoto y que reza lo siguiente: Murchas destruida por el terremoto del 25 de diciembre de 1884. Reconstruida en 1896 por los excelentísimos señores arzobispo, gobernador y presidente de la Diputación.

Arenas del Rey, Las Albuñuelas, Alhama de Granada, Játar, Santa Cruz del Comercio, Ventas de Zafarraya, y otros pueblos sufrieron muchos daños a causa del terremoto. Se calculó que hubo 800 víctimas mortales, 1.600 heridos, 4.400 casas derrumbadas y otras 13.000 dañadas. Alfonso XII, a pesar de estar enfermo, visitó algunos lugares y otorgó una cantidad de dinero a cada afectado. España y otros paises también aportaron su granito de arena gracias al director del periódico granadino El Defensor de Granada que logró sensibilizar a toda la prensa española.