Oposición ciudadana a la línea de alta tensión en el Valle de Lecrín

Recreación del tendido eléctrico en Albuñuelas por la plataforma 'Di no a las torres'. /IDEAL
Recreación del tendido eléctrico en Albuñuelas por la plataforma 'Di no a las torres'. / IDEAL

Emerge un movimiento de rechazo formado por vecinos, empresarios, profesores... que en un mes suma 8.000 firmas de apoyo

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

El proyecto de construcción de una línea de alta tensión entre Benahadux (Almería) y El Fargue, presupuestado por Red Eléctrica de España (REE) en unos cien millones de euros, está suscitando rechazo en el Valle de Lecrín, por donde discurriría parte del trazado. Un rechazo que ya quedó patente en una asamblea informativa convocada hace un mes por REE en Albuñuelas, uno de los municipios afectados, y también en la campaña de recogida de firmas que en cuatro semanas ha logrado 8.000 adhesiones. Gran parte del malestar se está canalizando a través de la plataforma 'Di no a las torres', que ha habilitado una página web con mapas y recreaciones del impacto que, bajo su punto de vista, tendría esta infraestructura sobre el entorno. Se trata del germen de un alianza donde hay empresarios, instituciones, profesores...

¿Cuáles son los motivos que esgrimen para decir no? Pues buena parte de ellos quedarán reflejados en el período alegaciones, que finalizará el próximo 19 de febrero -ahora mismo estamos en la fase de exposición pública-. En estos momentos se está elaborando un estudio sobre la repercusión en la economía del Valle cuya principal conclusión preliminar es que la línea eléctrica generaría unas pérdidas de 150 millones de euros. También se ha advertido de que tanto el tendido, con una capacidad de transporte de 220 kilovoltios, como la implantación de postes de ochenta metros de altura atentan contra los valores paisajísticos del Valle de Lecrín que, además, ha sido incluido en la candidatura de los Paisajes del Olivar para la declaración de Patrimonio Mundial de la Humanidad por parte de la Unesco. Pero también hay otros factores: la incidencia negativa sobre la salud, la flora y la fauna; y la repercusión desfavorable sobre uno de los principales motores de desarrollo de la zona, el turismo, que cuenta con 245 establecimientos, el sesenta por ciento de ellos creados en los últimos seis años. Esta actividad supone unos ingresos de veinticinco millones de euros anuales -se registra una afluencia de 8.000 visitantes los fines de semana-.

Plazos

Aunque desde REE no aventuran fechas, en principio la expectativa era que las obras pudieran comenzar incluso el año que viene y que esta 'autovía eléctrica', que conllevaría una nueva subestación en Saleres -la de Órgiva no se puede ampliar, aunque ambas estarían conectadas por 'mallado de red'-, entrara en servicio entre 2022 y 2023, unas previsiones que, habida cuenta de los movimientos de oposición que está habiendo en el Valle de Lecrín, incluida una manifestación en febrero, podrían cambiar. Y es que estamos hablando de unos cien kilómetros de cables bordeando Sierra Nevada más la instalación de Saleres. La tramitación no es sencilla. Corresponde a la Junta. Una vez finalizada la fase actual, la concerniente al 'impacto ambiental', REE obtendrá la autorización administrativa y posteriormente la declaración de utilidad pública, un trámite imprescindible para que REE pueda realizar las expropiaciones en caso de no haber entendimiento con los propietarios de los terrenos. No hemos de olvidar que, en teoría, se trata de una línea de interés general para la comunidad, ya que la pretensión de REE es que continúe desde El Fargue hasta los Montes de Málaga e incluso hasta Cádiz.

Más allá de la influencia que puedan tener protestas y apoyos institucionales -ya hay algún ayuntamiento que se ha posicionado en contra-, hay otro par de factores de índole político que conviene tener muy en cuenta, los dos relacionados con procesos electorales: uno que ya ha sido y otro que será. El que ya ha sido tiene que ver con el resultado de los comicios autonómicos. Las últimas resoluciones tendrán que ser firmadas por un gobierno distinto al que ha intervenido hasta ahora en el proceso -lo más probable el formado por Partido Popular y Ciudadanos-. Y, por otra parte, estamos a seis meses vista de las próximas municipales.

En todo este contexto habría que enmarcar Lecrinnova. REE invertirá 700.000 euros desde ahora hasta 2020 en el Valle de Lecrín. Se trata de una iniciativa pionera en España destinadas a favorecer el desarrollo de una comarca de 22.500 habitantes gravemente afectada por el problema del despoblamiento. Lecrinnova platea un impulso integral, pero se centra en dos actividades productivas que se consideran estratégicas para el Valle de Lecrín, la industria alimentaria y el turismo mediante cursos, acciones concretas de orientación, cooperación y desarrollo de productos.DESPIECE:Las tres razones de Red Eléctrica para construir la línea

REE entiende que esta línea es clave para el sur provincial por tres motivos. Primero, porque garantiza la calidad y la seguridad del suministro en municipios que sufren cortes de fluido en el Valle de Lecrín y el área metropolitana. Segundo, porque abre la puerta a la implantación de industrias con grandes requerimientos energéticos. Y tercero, porque permitirá que se puedan evacuar más de 150 megavatios en renovables.

 

Fotos

Vídeos