Dos jóvenes de Cúllar Vega consiguen el bronce en esgrima artística

Dos jóvenes de Cúllar Vega consiguen el bronce en esgrima artística

Esta disciplina combina la lucha con la danza creando escenas en las que los espadachines muestran, a través de coreografías, actos inventados o representaciones clásicas del cine

ÁNGELA MORÁNGranada

Myriam SanJuán, de 28 años y Fran Arroyo, de 23, son dos jóvenes de Cúllar Vega que, aunque admiten que hasta hace un par de años desconocían la esgrima artística, ahora no pueden soltar la espada. Arroyo recuerda su infancia en la que se imaginaba encima de los escenarios pero, dice, en esa fantasía nunca portaba un florete.

Tanto SanJuán como Arroyo viajaron hasta Málaga para estudiar arte dramático y artes escénicas y explican que fue entonces cuando descubrieron esta desconocida disciplina. «Cuando leímos 'esgrima' en las asignaturas, que además era una de las troncales de la carrera, pensábamos que era la tradicional, la de las olimpiadas, pero es mucho más, es un arte que te transporta a otra época», describe SanJuán.

Esta materia, aunque mantiene su base en la esgrima deportiva, combina la lucha con la danza creando escenas en las que los espadachines muestran, a través de coreografías, actos inventados o representaciones clásicas del cine. «La última batalla que representamos junto a otros seis compañeros se asemejaba a la mítica escena de la película El Zorro, en la que Antonio Banderas lucha con Catherine Z Jones», cuenta Arroyo. Precisamente, con esta batalla los culleros consiguieron la medalla de bronce en la I Copa Internacional de Esgrima Artística. Un campeonato que se celebró en Cantabria y al que asistieron más de 200 tiradores de todo el mundo. Pero no es la primera vez que estos jóvenes salen airosos de los platós. El pasado año, y sin tener más experiencia que la que adquieren en las clases de su facultad, se coronaron a nivel nacional como los mejores en el estilo 'batalla moderna', sumando, además, la medalla de plata en 'batalla contemporánea' y el bronce en 'duelo'.

«Dentro de la esgrima artística se encuentran verdaderos profesionales que se dedican exclusivamente a esto y que nosotros lleguemos, inexpertos completamente, y que consigamos el oro a nivel nacional fue muy emocionante», desarrolla SanJuán.

Dos jóvenes artistas que, a día de hoy, pasan desapercibidos por las calles de Cúllar Vega. «La gente del pueblo no se ha enterado del premio porque no saben que esta disciplina existe. Esto no es como cuando gana una nadadora en las Juegos Olímpicos o algo así, este mundo es completamente desconocido», apostilla la joven.

A pesar de ello, dicen recibir todo el apoyo de su familia, tanto es así que los vestuarios con los que salen de bambalinas son creados por las madres de los chicos, siempre respetando los estilismos de cada época. Todavía desconocen en qué acabará su carrera artística pero, aseguran, seguirán empuñando la espada para conseguir su sitio en los escenarios.