Un jamón muy grandullón

En el Mesón Poqueira de Capileira existe un gigantesco jamón que hace cuatro años llegó a pesar en carne 28 kilos y ahora ya curado alcanza los 20 kilos de peso

A la derecha Francisco Pérez (hijo) con su jamón de 20 kilos, en compañía de su amigo José Luis Rosillo./Rafael Vílchez
A la derecha Francisco Pérez (hijo) con su jamón de 20 kilos, en compañía de su amigo José Luis Rosillo. / Rafael Vílchez
RAFAEL VÍLCHEZCAPILEIRA

Un jamón alpujarreño normal suele pesar unos 8 kilos, pero uno de los que cuelgan del techo del Mesón Poqueira, situado en Capileira, llegó a pesar en carne 28 kilos y tras cuatro años de secado y listo para consumirlo en finas lonchas cortadas a cuchillo, pesa nada más y nada menos que 20 kilos.

Desde hace años los hermanos gemelos José y Francisco Pérez Nevot, propietarios de este y otros establecimientos turísticos de Capileira, se surten de perniles de la empresa ‘Jamones Casa Juan’, situada en el término municipal de Pórtugos, junto a la carretera.

La familia Pérez Nevot tiene fama de poseer para sus clientes y amigos desde hace más de medio siglo excelentes jamones. José Pérez (ya fallecido), el inventor del plato alpujarreño y padre de los gemelos del Mesón Poqueira: José y Francisco, fue uno de los pioneros de la Alpujarra en dedicarse a la compra de jamones caseros para luego revenderlos en Granada capital y otros lugares de España.

Francisco y José Pérez Nevot, ayudados por sus familias, han seguido los pasos de sus padres ya desaparecidos: José y Consuelo, para seguir ofreciendo mucha calidad y buen precio en jamones, algunos descomunales, gastronomía y oferta turística. El hijo (‘soltero de oro’) y la hija de ambos hermanos gemelos siguen los pasos de su familia. A la preciosa, hermosa y simpática nieta de José Pérez, de poco más de un año de edad, le encanta estar con los suyos en el restaurante y que le salude la gente. Seguro que cuando sea grande se dedicará también a la hostelería para seguir los pasos de su familia.

 

Fotos

Vídeos