Iznalloz completa el alcantarillado de una calle para frenar las inundaciones en casa de una vecina

Operarios trabajan en la zona afectada. / IDEAL

El seguro municipal se hará cargo de los daños ocasionados en el domicilio afectado por las entrada de aguas residuales

PILAR GARCÍA-TREVIJANOIZNALLOZ

El Ayuntamiento de Iznalloz ha dado comienzo a las obras para subsanar las deficiencias en la canalización de las aguas residuales que afectaban a un tramo de la Calle Gracia y que provocaron diversas inundaciones en el domicilio de Antonia Fernández, vecina de la localidad granadina. El Ayuntamiento acondicionó la vía el año pasado e introdujo un sistema de alcantarillado en toda la calle, sin embargo dejó una zona sin alcantarillar y, por esta razón la suciedad y el barro «se abre camino» por los sumideros y desagües de la casa.

La alcaldesa, Ana Belén Garrido, explicó a este medio que el Ayuntamiento tenía previsto culminar las tareas de canalización del tramo restante «una vez que recibieran las nuevas ayudas del Plan de Empleo Rural (PER), pero la situación que atraviesa la vecina ha obligado a adelantar la reforma». La primera edil popular aseguró que las obras en el tramo restante que afecta a la familia comenzaron el pasado lunes.

Garrido manifestó que las actuaciones «se hicieron para evitar precisamente estas situaciones porque en la calle no había darros vecinales dada su antigüedad, y en 2017 lo incluimos en el plan». «Estamos intentando solucionar el problema y espero que en dos o tres días esté todo arreglado. Ayudaremos a la familia en todo lo que podamos», agregó.

La alcaldesa desconocía que Antonia Fernández, la vecina afectada, hubiera remitido varias quejas al Ayuntamiento. «Teníamos conocimiento de ello porque lo publicó en redes sociales. Esta vecina sólo se ha dirigido a mi teléfono particular», señaló. Además, el equipo de gobierno anunció que el seguro del Ayuntamiento se hará cargo de los daños y desperfectos que hayan dejado las inundaciones en el domicilio si la propietaria presente una reclamación de daños patrimoniales. «Espero que en dos o tres días esté todo solucionado. Antes ocurría en todas las viviendas y tras la obra ha repercutido en la mujer», reiteró.

Por su parte, el PSOE denunció a través de un comunicado la «desidia» del Ayuntamiento hacia una familia afectada por las consecuencias que ha tenido en su vivienda la ejecución de una obra «chapucera».

La oposición, liderada por el exalcalde Mariano Lorente (PSOE), lamenta que el Consistorio haya hecho «caso omiso» a la petición de ayuda de la familia y critican que la alcaldesa Ana Belén Garrido «haya mostrado nulo interés por atajar con urgencia este problema. Mientras que la casa de esta familia ha estado anegada y convertida en un estercolero, el Ayuntamiento ha mirado para otro lado sin ofrecer, incluso, alternativa habitacional».

La formación socialista expresó que los trabajos que se hicieron en el alcantarillado de la calle han agravado la situación. «El PP ha despilfarrado el dinero público, una vez más, con esta obra que ha derivado en una saturación de las canalizaciones que derivan de los domicilios particulares hacia los colectores», mantiene.

En casa de Antonia Fernández solo quieren que arreglen los daños «cuanto antes» para poder recobrar la normalidad. «Mi casa está amarilla por la humedad», lamenta. La vecina denuncia que las condiciones del inmueble le obligan a permanecer en su casa el «tiempo justo» y asegura que si las obras se hubieran completado antes le habrían «ahorrado las molestias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos