Se incautan de 600 kilos de hachís y detienen al líder de una banda que tenía una empresa pantalla en Santa Fe

Imágenes facilitadas por la Guardia Civil, que ha desmantelado una organización criminal que traficaba con drogas desde Melilla hacia Granada./
Imágenes facilitadas por la Guardia Civil, que ha desmantelado una organización criminal que traficaba con drogas desde Melilla hacia Granada.

La red disponía la ubicación de las cajas con la droga en el interior de los fardos más inaccesibles, y las sellaban con poliuretano, para dificultar aún más su localización

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

El Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga, EDOA, de Melilla y Granada ha desmantelado una organización que traficaba con hachís entre ambos puntos del país. Los dos líderes de la organización han sido detenidos y hay un tercero que se encuentra en busca y captura. Uno de estos capos ha sido arrestado en Santa Fe junto a un operario que trabajaba para la organización en una nave industrial del municipio.

Los agentes de la Guardia Civil apoyados con personal de la Comandancia de Granada descubrieron que la empresa de Santa Fe donde llegaba el hachís procedente de Melilla era una simple tapadera para enmascarar el tráfico de droga. La nave industrial recibía balas de cartón que hipotéticamente después se destinaban al reciclaje, aunque la realidad era que de Santa Fe lo único que salía era hachís. La nave industrial no tenía ningún rótulo ni actividad empresarial.

Los agentes han conseguido incautar 600 kilos de hachís y detener a tres personas, dos en Santa Fe y una en Melilla.

Esta investigación comenzó a principios de octubre del pasado año, al intervenirse en el puerto de Melilla 21 kilos de hachís que estaban en el interior de unas cajas metálicas rectangulares, abandonadas y completamente herméticas, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla en una nota de prensa.

En enero de este año, llegó al puerto una batea cargada con 83 balas de cartón compactado, destinadas al reciclaje en la Península y en la que se localizaron 51 cajas metálicas, similares a las localizadas anteriormente, con 567 kilogramos de droga, lo que supuso la aprehensión de droga más importante realizada en Melilla en los últimos años.

El procedimiento utilizado por esta red es novedoso y no conocido, ya que nunca antes había detectado por la Guardia Civil.

Para evitar su localización por los guardias civiles del equipo de registro y los canes adiestrados en la localización de estupefacientes, la red disponía la ubicación de las cajas con la droga en el interior de los fardos más inaccesibles, y las sellaban con poliuretano, para dificultar aún más su localización.

La fase de explotación de la Operación Dramen se llevó a cabo la semana pasada en Melilla y Santa Fe de forma simultánea, con registros domiciliarios en ambas naves industriales, donde se encontraron diversas pruebas, evidencias e indicios incriminatorios del entramado delictivo, entre ellas las herramientas para la confección de las cajas metálicas, y los materiales para su sellado.

Fotos

Vídeos