942 plantas de marihuana intervenidas en 3 localidades de Granada en un solo día

942 plantas de marihuana intervenidas en 3 localidades de Granada en un solo día

La primera intervención fue en Maracena, después en Pinos Puente y más tarde en Láchar

R. I. GRANADA

La Guardia Civil intervino el pasado día 9 de abril tres plantaciones de cannabis en las localidades de Maracena, Pinos Puente y Láchar gracias a la denuncia de un ciudadano que se recibió a través de la oficina virtual de Colaboración Ciudadana que la Guardia Civil posee en su página web.

En esta operación la Guardia Civil se ha incautado de 942 plantas de cannabis sativa y ha puesto a disposición judicial a cinco hombres y una mujer como presuntos autores de un delito contra la salud pública, y de un delito de defraudación de electricidad.

El pasado 1 de abril la Guardia Civil recibió a través de su página web la denuncia de un ciudadano de la localidad de Maracena que alertaba que a su domicilio llegaba un fuerte olor a marihuana y pedía el favor de que alguna patrulla «echara un vistazo».

Esta denuncia fue trasladada a la Guardia Civil de Maracena y agentes del Área de Investigación de este puesto se encargaron de comprobar la certeza de lo denunciado. Averiguaron que existía una vivienda cercana a la del denunciante en la que todo indicaba que existía una plantación de cannabis.

Hechas las pertinentes averiguaciones, la Guardia Civil registró el domicilio y descubrió que en una de las habitaciones de la casa los moradores estaban cultivando de manera intensiva 196 plantas de cannabis sativa; y que el cultivo era posible gracias a un enganche ilegal a la red eléctrica, como certificaron más tarde los operarios de Endesa. Una pareja, un hombre de 30 años y una mujer de 25, sin antecedentes policiales, fueron puestos a disposición judicial en calidad de investigados.

Tras este decomiso la Guardia Civil realizó inmediatamente después otras dos intervenciones ese mismo día en las localidades de Pinos Puente, donde fueron intervenidas 446 plantas en un piso social que estaba dedicado en exclusiva al cultivo de cannabis; y en Láchar, donde la Guardia Civil de Santa Fe descubrió que un individuo de 40 años de edad había dedicado dos habitaciones de su vivienda al cultivo intensivo de 300 plantas de cannabis sativa.

En la intervención de Pinos Puente la Guardia Civil investigó en un primer momento al arrendatario de la vivienda. No obstante, éste declaró a la Guardia Civil que había sido amenazado por los verdaderos propietarios de la plantación para que se inculpara y los identificó.

A raíz de esta declaración la Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes, uno de 29 años de edad y otro de 26, ambos con antecedentes policiales, como presuntos autores de los delitos de defraudación de fluido eléctrico y contra la salud pública.