Los granadinos han notado 14 de los 246 seísmos registrados desde enero

Gerardo Alguacil estudia los terremotos registrados estos últimos días en Granada en el Instituto Andaluz de Geofísica (IAG). / PEPE MARÍN

Armilla, Pinos Puente y Loja sufrieron enjambres sísmicos con dos y tres meses de diferencia que se notaron también en las ciudades de alrededor

ROSA SOTOGRANADA

La provincia de Granada suma un total de 246 terremotos en lo que va de año, según el análisis de los registros de movimientos sísmicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y del Instituto Andaluz de Geofísica (IAG) realizado por IDEAL. De todos ellos, la población sintió, al menos, 14, que coinciden con los enjambres sísmicos que se sucedieron en el mes de abril en Pinos Puente, en junio en Loja y el de hace dos días en Armilla, y que se notaron también en otras localidades cercanas.

Se han registrado 13 terremotos menos que el año pasado en esta misma fecha, que cerró con un total de 297 movimientos sísmicos en la provincia, la gran mayoría de ellos de intensidad III y una magnitud media de 2 en la escala de Richter. Los terremotos de estos dos últimos días con 2,8 puntos de magnitud se sintieron también con una intensidad III en Armilla, La Zubia, Granada (Zaidín), Churriana, Ogíjares y Cájar; con una intensidad entre II-III en Granada, Otura, Ambroz y Las Gabias y de II en Alhendín.

El investigador del IAG Gerardo Alguacil explica que los terremotos encadenados o enjambres sísmicos constituyen un «fenómeno habitual en esta zona rítmica» porque «debajo de Granada hay muchas fallas pequeñas, ya que la placa está muy fracturada».

Este especialista señala que las series de temblores son muy comunes en estos casos y apunta que son imprevisibles y no hay manera de preverlos. Por otro lado, descarta que estos pequeños movimientos sísmicos sean un precedente de un terremoto de mayor magnitud que pudiera ocasionar daños importantes, aunque matiza que nunca es imposible que suceda.

Sin peligro

Ante la avalancha de comentarios en las redes sociales por parte de granadinos preocupados por los temblores de tierra, Alguacil recuerda que la intensidad y magnitud han sido muy bajas: rondan el nivel 3, establecido para los terremotos que generan un balanceo objetos colgados.

No obstante, el investigador recomienda no salir a la calle en caso de notar un terremoto y situarse debajo del dintel de la puertas, de una viga maestra o de muebles resistentes. En caso de encontrarse en la calle, aconseja alejarse de los edificios para evitar que caigan cascotes de balcones u otros elementos de cornisas y fachadas.

Por último, Alguacil resuelve las dudas de quienes planteaban un posible maremoto o tsunami y concluye que es «imposible» que terremotos de este tipo pueda ocasionar alguno. Para ello, debería producirse en el mar y de 7 grados de magnitud en la escala de Richter.

Terremotos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos