Envoltorio de eléctrica plasticidad

Envoltorio de eléctrica plasticidad

Una pieza futurista, intervenida con alambre, es la propuesta del pintor Rafael Peralbo

El escritor Philip K. Dick, en su obra '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?', planteaba un escenario futurista donde la humanidad se tenían que resignar con réplicas metálicas de unos casi extintos animales. Esta fue la primera idea que se cruzó por la creativa mente del artista Rafael Peralbo cuando se unió a la campaña 'Always Segureño', presentando una sugerente propuesta para 'El rebaño de Miguel'.

«He intervenido con alambre el cordero, envolviendo todo el cuerpo y dejando al descubierto la cabeza y las patas», explica el autor, que suele aplicar este recurso también en sus cuadros, en los que introduce otros materiales, como madera o piezas de metal. La figura se completa con unos toques en tonos ocres, dorados y blanquecinos que contrarrestan la frialdad robótica del fondo pintado en un plateado martelé.

El resultado es una pieza, que rememora la lana de la oveja, dotada de gran plasticidad, como suele ser habitual en su obra, donde juega con el azar y la mancha, mostrando zonas abiertas y pinceladas imprecisas. Para ello, Peralbo ha usado más de 20 kilos de alambre que rompen la realista rugosidad del cordero y lo convierten en algo más dibujado, gracias a la linealidad que ofrece el material.

«Esa ambigüedad entre dibujo, pintura y escultura es lo que buscaba, en parte porque la figura 'per se' tiene una fuerza tremenda que se imponía sobre cualquier intervención pictórica», señala el autor de 'La madre del cordero', denominado así por la mayor envergadura que ha alcanzado la pieza tras el proceso creativo para 'Always Segureño', una iniciativa que considera fantástica, ya que permite ver «cómo un mismo objeto, dependiendo de en manos de quién esté, pasa a convertirse en obras tan diferentes» apunta el artista tras esta experiencia.

Fotos

Vídeos