Dos detenidos en Iznalloz por disparar a unos agentes al creer que iban a robarles su droga

Dos detenidos en Iznalloz por disparar a unos agentes al creer que iban a robarles su droga

Los arrestados son un hombre 62 años y su hijo de 31, ambos sin antecedentes policiales

EFEGRANADA

La Guardia Civil ha detenido a un hombre y su hijo acusados de un delito contra la salud pública y otro de atentado a la autoridad por disparar con una escopeta a unos agentes a los que confundieron con ladrones de la droga que cultivaban en Iznalloz.

Según ha informado este cuerpo armado en un comunicado, los detenidos son un hombre 62 años y su hijo de 31, ambos sin antecedentes policiales, acusados de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y otro de atentado a agentes de la autoridad.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del 5 de agosto cuando dos patrullas de la Guardia Civil habían acudido a un cortijo de Iznalloz porque había saltado la alarma de robo.

Tras revisar el exterior del edificio, los agentes no encontraron nada que indicara que la vivienda había sido asaltada, por lo que decidieron revisar también los edificios anexos.

En una nave cercana descubrieron un fuerte olor a marihuana y observaron que las ventanas de este edificio estaban tapadas con cartones, por lo que entraron al interior, momento en el que sonó un disparo.

Los agentes tomaron todas las medidas de seguridad oportunas y consiguieron convencer a las personas que había dentro de la nave, un matrimonio y sus tres hijos, uno de ellos menor, para que salieran y se entregaran.

Una vez asegurada la zona, la Guardia Civil registró la nave y descubrió que dentro había una plantación de cannabis en avanzado estado de floración, con plantas de entre dos y tres metros de altura, y la escopeta de caza con la que supuestamente habían disparado, una canana con 25 cartuchos del padre, que también portaba dos navajas.

La Guardia Civil detuvo al cabeza de familia y a su hijo mayor, que explicaron entonces que habían confundido a los agentes con ladrones y que temían que quisieran robarles las plantas de cannabis, aunque después se han negado a declarar.

En esta actuación han participado agentes de la Guardia Civil de Campotéjar, Montejícar, Guadahortuna, Iznalloz y Gor.

La Guardia Civil ha descubierto todo un clan familiar y ha ligado estas dos detenciones con una tercera practicada el pasado 29 de agosto tras encontrar una plantación de cannabis en Cogollos Vega con 800 plantas cuyo cuidador poseía una lanza y una pistola manipuladas.

Todo un clan familiar era el propietario de las plantas, dos mujeres y tres hombres de entre 48 y 62 años, por lo que finalmente son seis las personas puestas a disposición judicial en calidad de investigados por un delito de cultivo de droga.

Fotos

Vídeos