Correos suspende el reparto postal en un anejo de Órgiva por carecer de numeración

José Miguel Rosillo muestra el ultimátum de Correos. /R. VÍLCHEZ
José Miguel Rosillo muestra el ultimátum de Correos. / R. VÍLCHEZ

Esta empresa exige también rotular los nombres oficiales de cada vial al principio y al final para que el correo llegue correctamente

Rafael Vílchez
RAFAEL VÍLCHEZ

Correos ha comunicado a los vecinos de Las Barreras (anejo de Órgiva) que a partir del próximo día uno de octubre se suspenderá el reparto de correspondencia hasta que las fachadas de los domicilios de este lugar posean la numeración oficialmente otorgada por el Ayuntamiento de Órgiva.

Esta empresa pública informa también, mediante una nota informativa, que para garantizar un eficiente servicio público «es necesario el nombre oficial del vial donde reside cada vecino, colocado al principio y al final de la calle. Además, el nombre del vial, y la numeración oficial de cada fachada deben coincidir con exactitud con la dirección postal. Los buzones deben de instalarse junto a la puerta de entrada, según el real decreto 1829/11999, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el reglamento por el que se regula la prestación de los servicios postales», recuerda Correos.

La empresa añade también que «dado que el incumplimiento de estas obligaciones está generando una molestia innecesaria a los vecinos y al personal encargado del reparto, Correos continuará realizando un esfuerzo hasta el día 30 de septiembre de 2018, para entregar en la medida de lo posible su correspondencia. Pero, una vez transcurrido dicho plazo, se procederá reglamentariamente a devolver los envíos cuya dirección no respete estos parámetros», termina.

«Antes el repartidor se sabía de memoria el nombre y el domicilio de cada vecino»

Unas 300 personas

José Miguel Rosillo, uno de los vecinos de Las Barreras, lamenta que en este anejo de Órgiva residen más de 300 personas y, como el Ayuntamiento de Órgiva no numere las viviendas de este lugar en este mes de septiembre, no recibirán la correspondencia a partir del día uno de octubre. En Las Barreras, varias calles tienen nombre y la placeta fue bautizada con el nombre de La Concordia, pero luego existen otras calles sin nombre y las casas carecen de placas numeradas y esto corresponde hacerlo al Ayuntamiento de Órgiva «que ya ha tenido tiempo de hacerlo pero no lo ha hecho», añade este vecino.

«Las personas (muchas de ellas extranjeras), que residen un poco más lejos, en cortijos de nuestro término, cuentan con apartados de correos. A la entrada de Las Barreras, junto a la carretera y un secadero de jamones, existe un buzón para echar las cartas», precisa.

Según José Miguel Rosillo, los vecinos de Las Barreras siempre han recibido la correspondencia perfectamente «pero ahora dice Correos que no repartirá porque no hay números en las casas y las calles tienen que tener su nombre al principio y al final. Antes, el repartidor de cartas en este lugar duraba muchísimo en el mismo sitio y se sabía de memoria el nombre y donde residía cada vecino, pero ahora como duran poco los repartidores en el mismo lugar, se vuelven 'locos' para dar con el paradero de la persona que tiene que recibir correspondencia», relata.

Varios vecinos de Las Barreras han acudido al Ayuntamiento para que solucione el problema lo más pronto posible. «Veremos a ver como se porta. La última casa de reparto es la mía y se encuentra a medio kilómetros de distancia de la carretera Órgiva-Lanjarón. Parece mentira pero es verdad que en pleno siglo XXI Las Barreras siga si tener las viviendas rotuladas, cuando precisamente un artesano alfarero de este lugar, Rafael Orellana, entre otras cosas, también fabrica números artesanalmente para rotular viviendas», concluye.

Temas

Órgiva

Fotos

Vídeos