La copatrona de Murchas será restaurada en Sevilla gracias a los devotos del pueblo y la Junta de Andalucía

La copatrona de Murchas será restaurada en Sevilla gracias a los devotos del pueblo y la Junta de Andalucía
RAFAEL VÍLCHEZ

La obra en madera, del siglo XVII, se encuentra desde hace años en precario estado de conservación

RAFAEL VÍLCHEZ

El pasado domingo se celebró en la localidad de Murchas, perteneciente al municipio de Lecrín, una misa solemne y la despedida de la gloriosa imagen de Santa Lucía, copatrona del pueblo. La imagen religiosa va a poder ser restaurada en Sevilla gracias a los 3.000 euros que ha aportado la Junta de Andalucía y a los 3.000 euros que aportará el pueblo. La obra, en madera, desde hace años se encontraba en precario estado de conservación por lo que su intervención permitirá recuperar su valor histórico y estético.

El hermano mayor de la Asociación de Fieles del Santo Rosario y Hermandad Patronal de Nuestra Señora de los Desamparados y Santa Lucía, Iván Serafín de Haro Ruiz, informó que la imagen de Santa Lucía de Murchas «data del siglo XVII y es de autor desconocido. La obra es de madera policromada y fue restaurada malamente hace varias décadas. En vez de ponerla en valor la repintaron y quedó fatal. Entonces, además de su estructura que está deteriorada se va a recuperar la policromía antigua que tenía. La restauración se va a realizar en Sevilla gracias a la Junta de Andalucía que ha aportado 3.000 euros y a los vecinos del pueblo que a través de donaciones, rifas, venta de recuerdos…ya hemos podido reunir 1.800 euros de los 3.000 que tenemos que reunir para satisfacer el importe de la factura«, manifestó.

Iván Serafín de Haro apuntó también que «la imagen de la mártir Santa Lucía estará en Sevilla hasta octubre o noviembre si todo sale bien». La valiosa obra será restaurada por expertos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. Antes de que parta la imagen de Santa Lucía a Sevilla, don Felipe se ha encargado de celebrar una solemne misa y realizar la imposición de la ceniza a los fieles porque en Murchas el miércoles de ceniza no hubo liturgia. También, recordaré que la última imagen de la iglesia de Murchas que se restauró fue la de San Juan Evangelista hace varias décadas.

«Nuestra joven hermandad trabaja para enriquecer el patrimonio religioso: ya se han restaurado los faroles y el estandarte corporativo y se han adquirido dos pasos. Aparte, la Asociación de la Iglesia trabaja para crear un retablo mayor inspirado en el que existe en la iglesia de Béznar», terminó diciendo.