La compraventa de 53,5 kilos de 'maría' estaba detrás del tiroteo de Loma Verde

Calle Madroños de la urbanización Loma Verde de Albolote, en donde sucedieron los hechos. /PEPE MARÍN
Calle Madroños de la urbanización Loma Verde de Albolote, en donde sucedieron los hechos. / PEPE MARÍN

La droga incautada tenía un valor en el mercado negro superior a los 75.000 euros y su venta en el extranjero lo habría multiplicado por diez, como mínimo

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

La madrugada del pasado miércoles 26 de septiembre se registró un tiroteo con heridos en la calle Madroños de la urbanización Loma Verde de Albolote. Cuando la Guardia Civil acudió al lugar allí no quedaba nadie. Los investigadores consiguieron una orden de registro del lugar donde se parapetaron las víctimas antes de huir y allí encontraron 53,5 kilos de cogollos de marihuana, ya secos. Según la tesis que se maneja, el enfrentamiento armado obedeció a un intento de robo frustrado de esta importante cantidad de marihuana.

Si se tiene en cuenta el valor del quilo de marihuana en el mercado negro, unos 1.500 euros en Granada, la droga almacenada en esta vivienda tiene un valor de 75.450 euros, pero su venta en países como Francia o Alemanía podría multiplicar por diez las ganancias con un valor aproximado de 754.500 euros. Ni los ladrones lograron llevársela, ni los propietarios lograron conservarla. El 'vuelco' o intento de robo de esta droga salió mal para víctimas y atacantes. Además, en el interior de la vivienda había un cultivo de 800 plantas de 'cannabis sativa'. La vivienda estaba arrendada.

La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para esclarecer qué ocurrió esa madrugada y quiénes están detrás de estos hechos delictivos. Un vecino contactó sobre las 02.50 horas de la madrugada del miércoles 26 de septiembre con el servicio de Emergencias 112 de Andalucía para informar de que estaba escuchando una pelea con golpes y dudaba de si se estaban utilizando armas o no. Concretamente, fijaba el hecho en la calle Madroños de la urbanización Loma Verde de Albolote.

A la zona acudieron Guardia Civil y Policía Local de Albolote, que pudieron constatar que allí se había registrado un tiroteo y había uno o más heridos porque hallaron restos de sangre en la zona. Los ocupantes de un turismo BMW de color negro que se dieron a la fuga tras la refriega fueron quienes abrieron fuego contra los ocupantes de la vivienda. No hay detenidos, de momento, pero los investigadores del instituto armado disponen de datos para poder identificar, al menos, a algunas de las personas participantes en este enfrentamiento.

Se hicieron fuertes

El escenario del crimen viene a repetirse una vez más en Granada por culpa de la marihuana. Los ocupantes del vehículo sabían muy bien que en esa vivienda de la urbanización Loma Verde había marihuana y acudían a robarla o a dar un 'vuelco', como popularmente se conocen este tipo de acciones. Los inquilinos de la casa se hicieron fuertes y no cedieron ante las amenazas de los ocupantes del vehículo. Esa defensa a ultranza de la marihuana para evitar el robo se saldó con disparos e intercambio de golpes.

La vivienda ocupada por los dueños de la marihuana estaba alquilada y situada en una zona estratégica, junto a las autovías A-44 y A-92 y frente a un descampado plantado de olivos, por lo cual salir de allí y perderse rápidamente en dirección a la capital granadina o hacia cualquier otro sitio resulta fácil. Así lo hicieron los participantes en este enfrentamiento. La Guardia Civil de Maracena mantiene abierta una investigación para tratar de localizar a los participantes en este tiroteo.

Los 'vuelcos' de marihuana permiten a las mafias hacerse con importantes cantidades de esta droga sin necesidad de cultivarla. Además, juegan con la ventaja de que estos robos nunca van a ser denunciados porque el denunciante también incurriría en un delito contra la salud pública al estar en posesión de droga. Esta es una de las razones que ayuda a multiplicar este tipo de hechos delictivos en la provincia de Granada desde hace ya más de seis o siete años.

La Guardia Civil de Granada se ha incautado de 18.198 plantas de 'cannabis sativa' a lo largo de este pasado mes de septiembre; y ha puesto a disposición judicial a 60 personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga. Sólo en el pasado mes de setiembre, mientras el pasado año cerraron con más de 85.000 plantas de 'cannabis sativa' alijadas. La última memoria de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) sitúa a Granada como la primera provincia española en producción y comercialización de marihuana a tenor de las cantidades incautadas durante el pasado año en la provincia de Granada.