Comenzó estafando a los bancos con sólo 35 años y a los 57 sigue con las empresas

Comenzó estafando a los bancos con sólo 35 años y a los 57 sigue con las empresas
Ideal

Empezó en 1997 emitiendo pagarés falsos que obligaban a los bancos a desembolsar importantes cantidades de dinero

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de 57 años acusado de una estafa de 23.000 euros después de hacerse pasar por el propietario de un supermercado y hacer un pedido de aceite y vino a una empresa de Pontevedra, así como a otra de Sevilla. Junto a él ha sido investigado un mayorista encargado de la distribución de los productos adquiridos y los propietarios de cinco tiendas por un delito de receptación, al comprar los productos que el detenido les vendía a precios muy bajos. Todos estos autónomos reconocieron al detenido como el individuo que les vendía los productos.

Este presunto estafador tiene 57 años, su último domicilio lo tenía en Cúllar Vega, aunque él es natural de Granada capital. Su carrera 'profesional' la ha desarrollado en el terreno de la estafa. Allá por 1997 comenzó emitiendo pagarés falsos que obligaban a los bancos a desembolsos de dinero considerables. Aún no había estallado la era de Internet; lo hacía a la vieja usanza, utilizando sellos y firmas falsificadas. En 2001, continuó en la misma línea, estafando a los bancos y fue ya en 2016 cuando optó por las estafas a establecimientos mayoristas haciéndose pasar por empresario para 'comprar' a coste cero distintos productos como aceite, vino, conservas, otras bebidas alcohólicas, así como diversos productos comestibles. El reguero de estafas de este individuo se extiende por las provincias de Almería, Jaén,Córdoba, La Coruña, Murcia, Pontevedra y Sevilla. Y todo a la vieja usanza, nada de Internet.

El delito de estafa económica es uno de los que más ha crecido, según las últimas estadísticas del Ministerio del Interior, pero fundamentalmente las que se mueven a través de Internet. Sólo en 2016 se registraron 2.104 denuncias por este tipo de delito, el tercero más común entre las infracciones penales registradas en Granada detrás del hurto con más de 10.000 casos y del robo con más de 5.000, según los últimos datos emitidos por el Ministerio del Interior, referidos al año 2016.

El último arrestado por estafa de la Guardia Civil es de los clásicos, rehúye Internet.