Colorida floración que cautiva a su paso

Colorida floración que cautiva a su paso

Vitalidad. Esta es la idea que quiere transmitir la granadina María Teresa Martín-Vivaldi.

IDEAL GRANADA

La pintora ha recurrido a su característica forma de expresar el color en toda su intensidad -como también hizo en su diseño del cartel del 65º Festival de Música y Danza de Granada y el resto de su obra-, ofreciendo en esta ocasión una escultura que sumerge al espectador en un amplio abanico de tonos que representan el campo oscense. «La idea que he querido plasmar es como si un cordero travieso hubiera pisado un cuadro donde aparecen hierbas y flores y estas empezasen a formar parte de su anatomía, trepando por sus lanas y convirtiéndolas en un colorido abrigo», explica María Teresa Martín-Vivaldi.

En su trabajo ha sido de gran ayuda su vinculación con la comarca de Huéscar, donde pasa largas temporadas visitando a su hermana, afincada en el municipio granadino. De hecho, esta conexión es lo que la impulsó a unirse a esta curiosa iniciativa. «La comarca es de un gran interés arqueológico, histórico y también gastronómico, gracias precisamente al cordero segureño», apunta la artista, que ha visto en 'Always Segureño' una oportunidad perfecta para invitar a la gente a conocer esta región tan particular a través de su personal perspectiva.

El proyecto ha resultado, según explica, «divertido y difícil», pues el realismo con el que están realizadas las figuras de los corderos, complicaba el trabajo con los esmaltes y acrílicos en los pliegues de la lana. No obstante, Marite -como es conocida-, califica su participación en la muestra como muy positiva. «La gracia será ver todo el rebaño, con todos los corderos intervenidos de forma variopinta», asegura.

 

Fotos

Vídeos