Así era el coche que transportaba el mayor alijo de cocaína de 2018