Cierra agosto con 28 investigados por tener 8.000 plantas de cannabis en Granada

Imagen de archivo de una operación de la Guardia Civil./IDEAL
Imagen de archivo de una operación de la Guardia Civil. / IDEAL

La operación más importante se desarrolló el pasado 10 de agosto, cuando la Guardia Civil y la Policía Local de Armilla intervinieron 1.332 plantas de cannabis en las habitaciones que el detenido había habilitado para este fin

EFEGRANADA

La Guardia Civil ha intervenido durante el mes de agosto casi 8.000 plantas de cannabis y ha puesto a disposición judicial a una treintena de personas por delitos de drogas y defraudación de fluido eléctrico, operaciones en las que ha encontrado una pistola y una lanza artesanal para evitar 'vuelcos'.

Según ha informado en un comunicado, este cuerpo armado ha cerrado agosto con la intervención de 7.995 plantas de cannabis distribuidas en 26 operaciones desarrolladas en 23 localidades de la provincia de Granada.

La operación más importante se desarrolló el pasado 10 de agosto, cuando la Guardia Civil y la Policía Local de Armilla intervinieron 1.332 plantas de cannabis en las habitaciones que el detenido había habilitado para este fin en su vivienda.

Dos días antes, la Guardia Civil practicó dos actuaciones en Chauchina e intervino 290 y 606 plantas en dos casas de la misma persona, detenida.

La Guardia Civil también ha destacado una actuación en Cogollos Vega el pasado 28 de agosto en la que, con la ayuda del helicóptero, los agentes localizaron dos plantaciones al aire libre con 700 plantas.

Esta intervención se saldó con un detenido, al que le fue intervenida una pistola de fogueo manipulada para disparar fuego real y una lanza artesanal que el detenido se había fabricado para defenderse de un posible 'vuelco' de marihuana, robos de mercancía que se hacen entre traficantes.

La Guardia Civil ha contado en la mayoría de estas actuaciones, salvo en las plantaciones localizadas en exterior, con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Fotos

Vídeos