Caratáunas celebra sus fiestas otoñales en honor al Padre Eterno

Caratáunas celebra sus fiestas otoñales en honor al Padre Eterno

La Asociación Musical Exoche de Órgiva y Rafael y 'Su Acordeón' de Lanjarón se encargaron de los conciertos y el baile

RAFAEL VÍLCHEZ

Caratáunas, con 243 almas censadas, ha celebrado sus fiestas del Padre Eterno. Centenares de personas de este y otros pueblos se dieron cita junto a las dos ermitas (la chica que es muy antigua y la grande edificada en 1991) ) situadas junto a la carretera de la Alpujarra alta, en la zona de 'Las Cañadillas', también llamado este lugar 'Valle del Padre Eterno', para almorzar arroz campero, asistir a la misa y procesión hasta el paraje de la 'Venta del Aire', al concierto de la Asociación Musical Exoche de Órgiva, a la degustación de bocadillos, a los fuegos artificiales y a la velada musical a cargo de Rafael y 'Su Acordeón' de Lanjarón.

Los mayordomos de estas fiestas han sido Antonio Carmona, Antonio Morales, Sonia Esteban y América Vílchez. <<El paraje de 'Las Cañadillas' es uno de los más pintorescos de la Alpujarra. En este lugar se encuentran cautivadoras estampas salpicadas de bancales, acequias y cortijos: 'Los Pérez', 'La Lomilla', 'La Venta del Aire', 'El Avellano'… Las fiestas del Padre Eterno han contado con la ayuda del Ayuntamiento de Caratáunas y los vecinos de la zona. También, para recaudar fondos vendemos lotería de Navidad del número 75.891>>, indicó el escritor Antonio Carmona.

El ermitaño del Padre Eterno de Carataunas, José Daniel Vigil, indicó que él se ha criado y reside en la Venta del Aire, <<cuando yo era pequeño se celebraban las fiestas del Padre Eterno, que duraban tres días, en la ermita de abajo y se procesionaba la imagen los dos primeros días por un camino de tierra hasta llagar a una era. Venían tocaores, turroneros, dulceros y la banda de Órgiva, y lo pasábamos muy bien. En aquellos entonces hubo en las escuelas de 'Las Cañadillas' hasta 65 niños. Después, en los años ochenta del pasado siglo empezaron a venir para vivir personas de una veintena de países. Ahora quedamos menos vecinos>>, dijo.

José Daniel también contó que cuando hicieron la carretera de la Alpujarra alta, <<el constructor se puso de acuerdo con los vecinos de 'Las Cañadillas' y edificaron la ermita pequeña. Un vecino, que ya no se encuentra entre nosotros, José Vílchez, se encargó de tocar la campana de la ermita durante la procesión. En la edificación de la ermita grande participaron los vecinos y el Ayuntamiento de Caratáunas, presidido por Manuel Jiménez (ya fallecido), la subdelegación del Gobierno, Antonio el de 'La Cantera', Antonio 'El del Camión' y María 'La Chapas'>>, terminó diciendo.

Manuel López, devoto del Padre Eterno y residente en Soportújar, recordó que su padre Manuel criado en uno de los cortijos de 'Las Cañadillas' <<profesó gran devoción al milagroso Padre Eterno y siempre que pasaba por la ermita montado en bicicleta o andando depositaba una limosna por la rendija y le pedía protección. Yo acudo todos los años a esta fiesta desde hace más de medio siglo. La Alpujarra tiene muchísimas ermitas pero las dos que veneran al Padre Eterno se encuentran en el término de Caratáunas. Un servidor, perteneciente a la cooperativa 'La Teja Roja', participó en la construcción de la ermita grande que abrió sus puertas hace 27 años. Caratáunas posee otra ermita pero en el casco urbano consagrada a las Ánimas Benditas y edificada a iniciativa del alcalde Salvador Rodríguez>>, manifestó.

Caratáunas, hermanado con Granada capital en 1996, es uno de los municipios más pequeños de la Alpujarra tanto en número de habitantes como en extensión superficial. Uno de sus principales patrimonios es su iglesia parroquial consagrada a Nuestra Señora de la Paz. Entre sus valiosas imágenes destaca una de la Inmaculada Concepción, atribuida a la escuela de Alonso Cano. Este pueblo constituye un lugar ideal para el descanso y la tranquilidad.

Fotos

Vídeos