Un atracador a una trabajadora: «Dame el dinero rápido y no me mires a la cara»

Imagen de la gasolinera de Peligros, asaltada en los últimos 30 días en dos ocasiones. /ALFREDO AGUILAR
Imagen de la gasolinera de Peligros, asaltada en los últimos 30 días en dos ocasiones. / ALFREDO AGUILAR

Tres individuos armados atracan dos estaciones de servicio en Peligros en apenas diez minutos y huyen con un botín de setecientos euros

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Tres individuos atracaron la pasada noche del día 2 de enero dos gasolineras en el municipio de Peligros en un intervalo de tiempo inferior a los diez minutos. No hubo heridos y de momento hay abierta una investigación para identificar y detener a estos malhechores.

La primera de ellas fue asaltada a las 21.15 horas. Dos atracadores irrumpieron en la estación de servicio Cepsa de este municipio, pistola en mano y con el rostro semitapado. Uno de ellos le dijo a una de las empleadas allí presentes: «Dame el dinero rápido y no me mires a la cara», según ha podido saber este periódico a través de las fuentes consultadas. Los atracadores -dos de ellos entraron y un tercero se quedó al volante de un Audi Q5- se dieron a la fuga con un botín de 600 euros y sin herir a nadie. Tampoco hubo disparos.

Apenas unos minutos después, los tres individuos se personaron en la gasolinera Repsol, también de Peligros y ubicada junto a la A-44, para repetir la misma operación. De esta tan solo lograron llevarse unos cien euros. Tenían prisa en salir rápido de la zona porque sabían que la Guardia Civil y las policías locales de las localidades limítrofes estaban sobreaviso por lo ocurrido. El vehículo de alta gama que utilizaron los atracadores se perdió de forma rápida.

Todo apunta, por el acento de uno de ellos, que podría tratarse de delincuentes de Europa del Este. El uso de estos vehículos de alta gama también forma parte del modo de actuar de bandas itinerantes que se mueven de una provincia a otra dando golpes. La noche del 2 de diciembre, al menos en la provincia de Granada, no se registraron más asaltos en gasolineras de la geografía granadina. Los agentes del instituto armado se personaron en los dos establecimientos para capturar las imágenes de las cámaras de seguridad, así como otros posibles indicios que ayuden a identificar a estos individuos lo antes posible. Los empleados de ambas estaciones de servicio que estaban trabajando la noche de autos también han prestado declaración ante la Guardia Civil para tratar de aportar algún dato más que sirva para esclarecer quienes están detrás de estos dos robos violentos.

Los atracos a gasolineras han sido una constante durante todo el año. Este tipo de robos están más asociados a la delincuencia común granadina, salvo excepciones, y como muestra de ello la detención durante 2018 de dos clásicos de estas andanzas: 'El Kiki', acusado también del homicidio de un guardia civil, y 'El Banano'. La suerte ha querido que en ninguno de los más de veinte atracos registrados a estaciones de servicio de la capital granadina y de la provincia durante el pasado ejercicio se hayan registrado heridos graves.