Atraca un hotel con un cuchillo, una pistola y cubierto con sábanas

Fotograma del vídeo en el que el atracador salta por encima del mostrador. / IDEAL

La Guardia Civil detuvo esta madrugada al presunto autor de un intento de robo en las afueras de Albolote

Rosa Soto
ROSA SOTOGRANADA

La Guardia Civil ha detenido esta madrugada a un hombre que intentó atracar un hotel situado en las afueras de Albolote, cuchillo en mano, a punta de pistola y cubierto con sábanas, según indicaron a este diario desde la dirección del hotel. La detención no hubiera sido posible sin la intervención de la Policía Local de Albolote, que fueron los primeros efectivos en llegar hasta el lugar de los hechos y que localizaron el vehículo del atracador.

Los hechos han tenido lugar sobre las 06.30 horas de la mañana, cuando un hombre «disfrazado» con sábanas a modo de fantasma se dirige directamente hacia el recepcionista empuñando un cuchillo de color rojo y de grandes dimensiones que después cambia por una pistola que llevaba oculta debajo de la ropa.

En el vídeo de las cámaras de seguridad al que ha tenido acceso IDEAL se ve cómo el atracador apunta directamente al recepcionista, que coge una agujereadora de papeles para defenderse mientras cierra con llave la caja fuerte. En este momento, el ladrón, nervioso, salta sobre el mostrador y trata de abrir el cajón sin éxito, mientras que el recepcionista corre para pedir ayuda, pero el atracador lo alcanza y se enzarzan en un forcejeo en la puerta de las instalaciones.

La investigación

Desde el hotel señalan que tanto la Policía Local como la Guardia Civil no tardaron en llegar y pudieron detener al individuo, que actualmente se encuentra detenido en la comandancia de la Benémerita, en Atarfe. El empleado del hotel ya ha acudido a una rueda de reconocimiento para identificar al ladrón. La investigación sigue abierta y la Guardia Civil todavía no ha facilitado más información al respecto, pero confirma que el individuo iba armado con un arma blanca y una pistola.

Por otro lado, el recepcionista declaró que una hora antes de producirse el suceso, entró un hombre a pedir fuego y cuya actitud le pareció sospechosa, además de que podría encontrarse bajo los efectos de algún estupefaciente. El trabajador considera que podría haber una relación entre ambos sucesos y que los dos hombres podrían tratarse de cómplices.

Los responsables del hotel reclaman más seguridad en la zona, la cual consideran «peligrosa» al estar a las afueras de la localidad y próxima tanto a la cárcel de Albolote como a un área de servicio «donde paran muchas personas de paso» y «donde ya se han registrado numerosos robos». Este complejo hotelero sufrió otro robo hace seis meses y otro anterior, hace ya casi un año, se produjo a plena luz del día. En ninguno de los incidentes se registraron heridos.

Fotos

Vídeos