Alfacar, la más perjudicada por la tormenta

PEPE MARÍN