Acusan a un hombre de abusar de una niña que se llevó a su casa en un pueblo de Granada

Acusan a un hombre de abusar de una niña que se llevó a su casa en un pueblo de Granada

La Guardia Civil lo puso ayer a disposición judicial después de ser investigado por unos presuntos tocamientos

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

Viernes por la tarde en uno de lo muchos parques infantiles existentes en el cinturón metropolitano de Granada. Unos padres han perdido de vista a su hija pequeña. Comienzan a buscarla por la plaza, por una calle del pueblo, por otra... en pocos minutos la han perdido de vista mientras ellos hablaban con otros padres. La desesperación de los progenitores va creciendo poco a poco conforme la menor sigue sin aparecer.

La Policía Local de este municipio se personó en el parque infantil donde se había perdido la niña. Los agentes se entrevistaron con los padres, comprobaron si había cámaras de seguridad por la zona para saber si podían recurrir a alguna de ellas y averiguar dónde estaba la niña y observar cuáles fueron los pasos seguidos hasta su desaparición del recinto. No hay ninguna cámara. La ausencia de entidades de crédito o de cámaras de tráfico cercenaron las posibilidades de encontrar imágenes de la escena. Los agentes siguieron buscando y encontraron a un testigo en el parque que había visto a una persona mayor que se iba con la niña.

Toda esta cadena de acontecimientos se desarrolló en menos de media hora. El testigo aportó una descripción del individuo, informó de que lo había visto con la niña y apuntó hacia una calle próxima al parque como el lugar donde este hombre había entrado en una vivienda con la menor.

La encontraron en menos de media de hora desde que fue vista por última vez

Cuando llegaron a su casa se lo encontraron con la menor. La pequeña no tenía ningún signo de violencia ni se mostró especialmente alterada cuando llegó la policía local, según han podido manifestar las fuentes consultadas por este periódico.

Los agentes contactaron con la Guardia Civil, que abrió entonces una investigación sobre este suceso. El individuo fue finalmente detenido por agentes del instituto armado acusado de un presunto delito de abuso sexual. Los investigadores de la Benemérita lo presentaron ayer por la mañana ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Granada, en funciones de guardia.

Qué ocurrió

Las versiones existentes sobre qué pasó para que la menor terminara en casa de este individuo son distintas. Una apunta a que este varón llevó a la menor a casa para darle agua que previamente le había pedido la pequeña, aunque en el parque hay una fuente donde los pequeños pueden beber. Otra de las versiones apuntada por las fuentes consultadas por este diario señala que este individuo, presuntamente, intentó seducir a la pequeña con alguna artimaña para que la menor le acompañara a su casa. Los investigadores son los encargados de averiguar qué ocurrió realmente.

El espacio comprendido entre la desaparición de la pequeña y el hallazgo de la misma en casa de este individuo fue de menos de media hora. La menor no presentaba ningún signo externo de haber sufrido agresión física ni sexual, aunque la detención está basada en unos presuntos tocamientos que un juzgado debe investigar ahora si realmente existieron o no.

Un testigo fue clave para saber que la niña se había ido con el detenido

El individuo es conocido por los bares de la localidad, pese a que lleva pocos años residiendo en este pueblo del área metropolitana. Más de una vez lo han visto deambulando de un sitio para otro por sus presuntos problemas con el alcohol.

Los agentes de la Policía Local de esta localidad lo conocen, pero no por tener un currículo delictivo destacable, sino por su supuesta adicción al alcohol. En más de una ocasión se le ha visto en evidente estado de embriaguez por este municipio granadino.