Abren en Alhendín una planta de biogás que genera energía como para mantener metro de Granada

El presidente de la Diputación, José Entrena, en la inauguración de la planta/Ideal
El presidente de la Diputación, José Entrena, en la inauguración de la planta / Ideal

Se autoabastece de la de residuos de la localidad metropolitana para responder a la demanda de la propia planta y permite exportar el excedente energético

EFEGranada

La Diputación de Granada ha abierto una planta de biogás que se autoabastece de la de residuos de Alhendín, un proyecto innovador que elimina olores y con capacidad para generar la energía equivalente al gasto anual del metro de Granada.

La administración provincial ha puesto este viernes en marcha la planta de biogás, una nueva infraestructura con sede en Alhendín que permite la desgasificación del vertedero y el aprovechamiento de dicho gas para la generación de energía eléctrica.

La energía permite autoabastecer la demanda de la propia planta de tratamiento de residuos y exportar el excedente para venderlo. La planta funciona recuperando y aprovechando el biogás del vertedero durante su explotación, sin necesidad de esperar al final de su vida útil, que suele ser lo habitual.

El presidente de la Diputación, José Entrena (PSOE), ha subrayado que la nueva planta generará en un año tanta electricidad como para poder cubrir las necesidades de dieciocho vehículos de metro de Granada durante todo un año.

«El biogás del vertedero podría hacer funcionar íntegramente el tránsito actual de los quince vehículos de metro de Granada», ha afirmado Entrena, que ha detallado que tras una inversión de más de 1,3 millones de euros, la planta convierte un residuo molesto y nocivo en un recurso muy valioso.

«Hemos conseguido que la propia basura abastezca de electricidad el proceso de su propio tratamiento, siendo ejemplo de economía sostenible o economía circular», ha explicado Entrena.

El presidente de la Diputación ha subrayado que la planta conlleva también generación de empleo tanto de manera directa, por el aumento de la plantilla para poder explotar la planta y el campo de biogás, como de manera indirecta.

Según los técnicos de la planta de tratamiento de residuos, la apertura de la planta de biogás permitirá que se dejen de emitir más de 100.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, disminuir los olores y mejorar la calidad del aire del entorno..