Vía libre para el nuevo acceso al Nevada tras acabar la negociación con los dueños de los solares

El alcalde de Armilla firmará el lunes el convenio con el último propietario de terrenos./
El alcalde de Armilla firmará el lunes el convenio con el último propietario de terrenos.

Siete de los propietarios han aceptado el convenio propuesto por el Ayuntamiento, que finalmente expropiará una de las parcelas

JORGE PASTORGranada

Estamos a 8 de octubre. Después de los Santos -incluso antes-, mantecados, alfajores y peladillas 'aflorarán' en las estanterías de los supermercados. La campaña navideña está ya, prácticamente, a la vuelta de la esquina. Aunque la crisis se resiste a abandonar Granada -todavía sigue habiendo casi 93.000 paisanos en la cola del paro-, las familias comprarán. Y posiblemente muchas de ellas lo harán en el centro comercial Nevada, cuya apertura está programada para la segunda quincena de noviembre. Entonces cogerán el coche y 'tirarán' en dirección a Armilla, hacia la Ronda Sur, un trayecto que, según las estimaciones del Ayuntamiento de Granada, hacen a diario 300.000 vehículos. Una cantidad que crece en la medida que el Parque Tecnológico de la Salud va cobrando vida y entran en funcionamiento equipamientos tan concurridos y tan sensibles como el nuevo hospital. ¿Habrá capacidad para evacuar tanto tráfico teniendo en cuenta, además, que la circulación se puede interrumpir cada cuatro minutos por el paso del Metropolitano?

La respuesta se tendría que haber escrito hace muchos años, pero no. Según las previsiones del Ayuntamiento de Armilla, en cuyo término se erige el Nevada, «la semana que viene» comenzará el nuevo acceso, una carretera que sorteará dos puntos críticos: la rotonda que se ha convertido en la principal puerta de entrada a Armilla, un municipio con más de 25.000 habitantes, y el paso subterráneo que evitará las vías del metro. Una inversión de 2,5 millones de euros financiada al setenta por ciento por el promotor del Nevada y al treinta por ciento por el consistorio armillero. Comienza la cuenta atrás. Siete de los ocho propietarios de los terrenos por los que discurrirá el vial se han avenido a la firma del convenio urbanístico propuesto por el Ayuntamiento. Ya ha firmado seis y el séptimo lo hará el lunes. Al octavo se le expropiará. El expediente se inició hace semanas, pero no se ha decidido ejecutarlo hasta ahora. Hasta que se ha constatado que no hay posibilidad de acuerdo.

Vía libre

A partir del martes, por tanto, vía libre para que empiecen los trabajos. El encargado de contratar la empresa constructora es el propio Nevada, que adelantará los 2,5 millones de euros que cuesta esta infraestructura, cuyo periodo de ejecución, según el Ayuntamiento de Armilla, es de dos meses y medio. Lo que está por ver ahora es cuánto se puede anticipar la finalización de las obras. Si fueran esos dos meses y medio, estaríamos metidos de lleno en los villancicos. En cualquier caso, la intención es priorizar aquellos tramos que, a priori, puedan resultar más conflictivos. Especialmente los dos puntos donde confluyen el tránsito de los coches y del tranvía.

Esta semana, precisamente, ha habido algunas novedades respecto a la puesta en marcha de este nuevo medio de transporte que, en teoría, debería aliviar los continuos colapsos que se registran en la Circunvalación. Embotellamientos frecuentes en las horas punta o cuando algún carril queda bloqueado cuando se produce algún alcance, un siniestro bastante frecuente en una autovía que se ha ido 'empequeñeciendo' conforme se iba agrandando el Área Metropolitana -la intención del Consorcio es que, cuando se finalice el Plan de Movilidad, se integren 55 municipios del Cinturón-. El consejero Felipe López dijo el lunes en Motril que se mantiene la expectativa de que la explotación comercial del Metropolitano comience antes de que finalice este año 2016. Es decir, en diciembre. Es decir, con el Nevada ya inaugurado.