El Ayuntamiento de Atarfe pagó durante 13 años a su jefe de informática sin «contrato alguno»

El Consistorio incluyó hace unas semanas a este trabajador en la plantilla municipal, después de que solicitará que se le reconociera como empleado público

ANTONIO SÁNCHEZ

El Ayuntamiento de Atarfe pagó durante trece años a su director de informática sin «contrato alguno», según recoge un informe de la concejalía de Personal del Consistorio metropolitano. Dicho escrito argumenta que desde el día «1 de marzo de 2003 (.) se le vienen pagando mensualmente los servicios correspondientes, todo ello sin que se haya podido localizar contrato alguno». El documento, realizado después de que el trabajador afectado, J. F. C., reclamara al Ayuntamiento el reconocimiento de su puesto y de la antigüedad, se complementa con informe del interventor municipal, en el que se explica que al menos «desde 2007 ha estado percibiendo honorarios mensuales». Además, otro informe jurídico encargado a una consultora externa argumenta que procede «estimar la reclamación (.) así como su condición de trabajador laboral indefinido no fijo con la categoría de director de informática».

El asunto llegó a las oficinas del Ayuntamiento de Atarfe hace algo más de dos meses. El pasado 7 de junio, J. F. C. presentó un escrito en el que argumenta haber prestado servicios «por cuenta y bajo la dependencia del Ayuntamiento de Atarfe desde el 1 de 2003», como director de informática del Consistorio, a jornada completa y recibiendo una retribución mensual superior a los 3.000 euros. J. F. C. explica que ha trabajado «bajo la dirección de los órganos de gobierno municipales y sujeto al mismo horario que el resto de personal de la administración, utilizando para el desarrollo de mis tareas el material del Ayuntamiento, teniendo asignado el uso de un despacho, habiendo pasado revisiones médicas anuales y disfrutando incluso, todos los años, de vacaciones retribuidas y días de asuntos propios como el resto del personal municipal».

Tras la recepción de este escrito, la concejalía de Personal comprobó la veracidad de las afirmaciones realizadas y dio traslado de la documentación en su poder al interventor municipal, que declaró que los datos de la contabilidad del Ayuntamiento reflejan que este trabajador «ha estado percibiendo honorarios mensuales, al menos, desde 2007». En paralelo, argumentó que existe dinero suficiente en el presupuesto del Consistorio como para abordar este pago.

Con toda la documentación, el Ayuntamiento de Atarfe solicitó a una consultora externa -Abogados y Consultores de Administración Local- que valorara el escrito de este empleado municipal y argumentara si era procedente acceder a la petición que realizaba el trabajador. Esta consultora, que además de los informes analizó lo que la justicia española había resuelto en casos similares que acabaron en los tribunales, explicó que lo lógico por parte del Consistorio sería proceder a estimar la reclamación, ya que está demostrada la condición de «trabajador laboral indefinido no fijo en la categoría de director de informática».

El Ayuntamiento de Atarfe, gobernado ahora por una marca municipal de Podemos -Por Atarfe Sí- accedió al Consistorio en junio de 2015, después de varias décadas de gobierno socialista. Francisco Rodríguez Quesada argumenta que este caso es uno más de los que se está encontrado desde que su partido accedió al poder. «Sabíamos que en Ayuntamiento había varios falsos autónomos y que tenemos que regularizar estas situaciones», explica el alcalde, quien añade que está «demostrado que todo lo que dice es cierto» y que no tiene «ningún sentido» entrar en un procedimiento judicial «que el Ayuntamiento sabe que va a perder porque existe jurisprudencia sobre ello».