El circuito de los ánsares

El circuito de los ánsares

Las orillas de los Bermejales ofrecen paisajes lacustres en los que se reflejan las montañas del suroeste

JUAN ENRIQUE GÓMEZ

Llegaron durante el otoño para invernar y se han quedado para pasar también el verano. Colonias de ánsares que se han convertido en pobladores permanentes de las aguas de Los Bermejales, el embalse formado por las aguas del río Cacín al pie de las sierras de Tejeda y Alhama. Los fuertes graznidos de los ánsares, que en sus variedades domésticas llamamos ocas o gansos, se hacer oír en las orillas situadas en las proximidades de la presa del pantano. Aprovechan la presencia de personas para intentar conseguir alimento de forma fácil. Como gran parte de los animales acostumbrados a la presencia del hombre son oportunistas, pero guardan la distancia de seguridad, sobre todo si hace poco que llegaron de sus territorios del norte de Europa. Los bandos de ánsares, machos y hembras (de color blanco), ofrecen una imagen especial para un paisaje que parecería imposible tras un territorio de grandes extensiones áridas y de cultivos de secano, y antesala de las quebradas sierras que desde el interior de la provincia de Granada caen hacia Málaga y el mar. En la meseta, entre las tierras de Alhama, Arenas del Rey, el agua de las sierras regaba el valle, barrancos y cañones por los que bajaba el río Cacín, que en la mitad del siglo XX se convirtió en el principal aporte del pantano, que en casi 75 años de existencia ha naturalizado sus riberas y generado sus propios ecosistemas.

Es un territorio habitado desde el Neolítico, donde los vestigios de pequeños poblados se suceden desde las estribaciones de la sierra de Tejeda, la cabecera del pantano y los tajos y cañones del Cacín. Recorrer las orillas del pantano se ha convertido en una magnífica forma de conocer las características, paisajes y ecosistemas que unen hábitats de ribera con bosques mixtos, espacios ruderales (caminos) y rupícolas (rocas y cortados) donde habita una gran biodiversidad, desde comunidades de pequeñas aves forestales, a grandes rapaces, aves limícolas, galináceas acuáticas, somormujos, zampullines, diversas especies de patos migradores y las enormes garzas reales y cormoranes, dos especies que se reproducen en las estribaciones de la cola del pantano. ()

Leer el reportaje completo, fotogalerías, fichas de especies y vídeos, en Waste Magazine.