5 pueblos con encanto a menos de una hora de Granada

Nívar guarda muchos secretos entre sus calles. /
Nívar guarda muchos secretos entre sus calles.

Con el buen tiempo, llegan las agradables temperaturas y la ocasión perfecta para descubrir nuevos rincones de nuestra provincia

IDEAL.ES

El buen tiempo asoma con el mes de marzo, tras el frío temporal que hemos experimentado durante los últimos días de febrero. Y con el buen tiempo, llegan las agradables temperaturas y la ocasión perfecta para descubrir nuevos rincones y hacer una escapada por la provincia de Granada, que cuenta con numerosos pueblos con encanto, ubicados a menos de una hora de la capital.

Tanto si quieres dedicar un fin de semana entero a relajarte lejos de la ciudad, como si eres un amante de los domingos en familia, te proponemos cinco de esas bonitas localidades para ponértelo más fácil a la hora de escoger tu próxima escapada.

Riofrío. Esta localidad del poniente granadino, muy cercana a Loja, tiene la cría de truchas y esturiones, de los que se extrae un caviar de alta calidad, como principal reclamo turístico. Se trata de un caviar ecológico que exporta a numerosos países y que está considerado uno de los mejores del mundo. La piscifactoría, el río y los restaurantes que se ubican en su orilla y en los que se pueden degustar distintas recetas basadas en la trucha y el caviar; son los tres lugares de visita obligada en Riofrío.

Salobreña. El castillo de esta localidad costera de la provincia de Granada, situado en la parte más alta del pueblo, tiene más de diez siglos de historia. Para visitarlo tendremos que pasear por su casco urbano y atravesar el Paseo de las Flores, desde donde podremos divisar el peñón y el mar Mediterráneo. Y si el buen tiempo acompaña, la playa de Salobreña cuenta con calas poco frecuentadas, como la de la Guardia, y con chiringuitos de todo tipo para disfrutar de la gastronomía de la Costa Tropical.

Nívar. El bello pueblo de Nívar se encuentra a escasos kilómetros de la capital granadina y su nombre significa cubierto de nieve. Esta localidad, situada a 1.000 metros de altitud, está enclavada en la Sierra de la Yedra y cuenta con un mirador que ofrece espectaculares vistas. Se trata de un pueblo en cuyo entorno se pueden practicar distintos deportes y actividades al aire libre, como senderismo o parapente. Pero su principal atractivo turístico es el yacimiento arqueológico del siglo VII, situado en la peña de San Bartolo, un lugar que todo amante de la historia debe visitar en alguna ocasión.

Lugros. En la cabecera del río Alhama se ubica este municipio granadino, que cuenta con uno de los rincones con más encanto de la provincia. Se trata del Bosque Encantado, un lugar que ofrece una estampa distinta en cada estación, tanto mantos blancos de nieve en invierno como alfombras de hojas de todos los colores en otoño. Junto a esta localidad se encuentra también la reserva del Camarate, situada dentro del Parque de Sierra Nevada y la única de la provincia en la que se crían reses bravas.

Órgiva. Se trata de uno de los municipios pertenecientes a la bella Alpujarra. Está situada en el valle del río Guadalfeo, a las faldas de la sierra de Lújar y Sierra Nevada. En esta localidad existe una importante comunidad hippie, formada en su mayoría por británicos, alemanes, holandeses, suecos, franceses y otros europeos que residen en Órgiva durante todo el año. Pasear por su barrio alto y por sus empinadas calles nos permitirá comprobar su singularidad y su belleza, en nuestra escapada primaveral.