Granada, en alerta amarilla por bajas temperaturas

Granada, en alerta amarilla por bajas temperaturas

Tras la nevada de este miércoles, la Cuenca del Genil, Baza y Guadix mantienen la alerta amarilla por bajas temperaturas

R.I. Y J. R. V.GRANADA

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado para este viernes la alerta amarilla por bajas temperaturas en la Cuenca del Genil, Baza y Guadix que registrarán temperaturas mínimas de -4º C.

Granada capital también podría llegar a 4 grados negativos aunque la temperatura máxima notará un ligero ascenso hasta los 10º C.

No se esperan nevadas para este fin de semana aunque las temperaturas se mantendrán muy bajas tanto el sábado como el domingo, según consta en la pagina electrónica del organismo público.

La nieve caída ayer impidió a muchos escolares e incluso profesores llegar a tiempo al aula debido a las placas de hielo y a la nieve. Centros educativos de Jérez del Marquesado, Charches, Cogollos Vega, Fornes, Jayena y Arenas del Rey, así como otros de la comarca bastetana, de la zona de Huéscar y la Alpujarra vieron sus aulas medio vacías. «Los centros de enseñanza han abierto todos, pero hay profesores y alumnos que no se han podido incorporar o que han llegado con retraso», apuntó ayer una portavoz de la delegación de Educación.

Las caídas en la calle por el hielo o la nieve acumulada en Baza, Granada, Víznar o Güéjar Sierra también fueron una constante. La Policía Nacional efectuó dos servicios en las calles de la capital, uno en Parque Nueva Granada y el otro en la zona de Villarejo para trasladar al hospital a dos mujeres heridas por estos resbalones. No fueron las únicas porque en los hospitales de Baza y de Guadix, así como en el de Traumatología de la capital atendieron más casos.

En cuanto a las carreteras granadinas, la red principal quedó habilitada desde las 23 horas del miércoles después de que fuera cerrada a las 19 horas. «Logramos sacar a los vehículos que se quedaron atrapados por la nieve y a las ocho de la tarde (del miércoles) la A-92 estaba cerrada y sin vehículos, lo cual facilitó bastante el trabajo de las máquinas quitanieves», advirtió ayer el coordinador provincial deemergencias del 112, Manuel Navajas. Por la mañana persistían los problemas por las placas de hielo y la nieve en carreteras secundarias, y ya por la tarde hasta el propio Puerto de la Ragua quedaba abierto. Más de 80 voluntarios de protección civil han participado en las labores de apoyo tanto en la capital como en el resto de la provincia.