Los alumnos de El Chaparral no van a clase para reivindicar la construcción de uno nuevo

Ana Gámez ha dicho que los terrenos que ha propuesto el Ayuntamiento de Albolote tienen "serias objeciones" por parte de los técnicos para que en ellos se construya un nuevo colegio

EFE GRANADA

Alumnos del colegio público San Isidro Labrador del núcleo de El Chaparral, de la localidad granadina de Albolote, no han acudido al primer día de clase con el apoyo de sus padres para reivindicar un nuevo centro que mejore las condiciones de los escolares.

Los padres afectados se han concentrado en las inmediaciones del centro actual para exigir a las administraciones celeridad en la construcción de un nuevo colegio, aunque la situación "no avanza" porque "se pasan la pelota" entre la Junta y el Ayuntamiento.

Así lo ha explicado el miembro de la plataforma 'Cole Nuevo Ya' Javier Ruiz, quien ha censurado que la situación siga igual que hace seis meses pese a que había un acuerdo del pleno del consistorio para la cesión de unos terrenos en los que podría levantarse el nuevo centro educativo.

Ha criticado los "problemas burocráticos" que ha encontrado ahora la Junta sobre los terrenos que le cedieron para construir el centro.

Los niños no irán a clase tampoco mañana jueves ni el viernes, según Ruiz, que ha anunciado que los escolares regresarán a las aulas el lunes.

Además, ha anunciado nuevas movilizaciones ante la Delegación de Ordenación del Territorio de la Junta en Granada y una posible manifestación en Sevilla ante la Consejería de Educación.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas durante su visita a un centro de Granada capital, la delegada de Educación, Ana Gámez, ha dicho que los terrenos que ha propuesto el Ayuntamiento de Albolote tienen "serias objeciones" por parte de los técnicos para que en ellos se construya un nuevo colegio.

El suelo, ha añadido, no está "debidamente entregado ni parece viable", por lo que al no disponer de un espacio para la construcción del centro las obras no se pueden llevar a cabo.

Gámez ha señalado que a Educación no le gusta tener conflictos o una comunidad educativa "enfadada", pero ha asegurado que no disponen de los terrenos.

La delegada ha pedido a los padres que reconsideren su postura de no llevar a sus hijos a clase y, aunque ha reconocido el derecho de éstos de velar por la escolarización de los niños, ha abogado por no tomarlos como "pantallas".

Por su parte, el alcalde de Albolote, Pablo García (PP), ha dicho que la Junta está "inventándose" asuntos y dando "excusas peregrinas" para no construir el centro.

Ha recordado que la legislación para proyectar un nuevo colegio es "exclusiva" de la Junta, y ha dicho que los problemas técnicos planteados son "salvables".